Seleccionar página

Sin una idea grande que le arrebate, no hay historia, ni cuento, ni poema, ni novela. A veces la idea nos visita cuando menos la esperamos, en la ducha, en un sueño o una pesadilla, conduciendo o hablando con sus amigos. Las ideas para escribir se esconden en rincones, en paisajes, en palabras, en sonidos y hay que estar alerta.

Pero la pregunta es si quiere tener UNA sola idea o muchas ideas para escribir. La primera puede llegar por casualidad. Para las otras, a las muchas otras, necesita cambiar su cerebro, convertirlo en un cerebro creativo que siempre está mirando, escuchando, sientiendo, tocando. Sí, tiene cinco sentidos y a veces no pone más que uno u dos en lo que hace.

Si siempre repite los mismo, si sempre anda por los mismos lugares, si no abandona su zona de confort, ¿como narices quiere que le sacudan las ideas? Su cerebro (y el mío, y el de todos) es vago, está automatizado y se acostumbra a no ver más allá. Así que empiece a desarrolar su creatividad si lo que quiere es ser ESCRITOR.

Un escritor no es lo es nunca de un solo libro. A eso se llama “accidente”. Un escritor es prolífico, tiene ideas, escribe, las publica, gana premios (o no) pero encamina su vida hacia la escritura que puede compaginarla con estudios, trabajo o cualquier hobby pero sabiendo que ese es el punto de salida y de llegada. Y esa es su disicplina. Y no para ser famoso ni ganar dinero (que ya llegará) sino para ser FELIZ. ¿Tiene usted otras maneras de ser feliz más rápidas, confortables y fáciles de ejecutar? Pues, adelante.

Le voy a contar algo que no le gustará. el mundo no necesita a los escritores. Necesita a los médicos, a los maestros. Alguno (aña)dirá “y a los futbolistas” ( bueno, yo no, puedo vivir sin ellos pero si le hace feliz, no discutamos). Así que nadie le está esperando. Nadie tiene prisa para ver su primer libro ni el último. Otra cosa es que Usted sea un autor consagrado y entonces, probablemente si es bueno, sí esperen su última novela o su último poemario. Pero el resto del mundo somos invisibles. Mucho más, como en mi caso, que me dedico, principalemte a la literatura infantil y juvenil,olvidada por los medios de comunicación, por las familias, a pesar del poder formativo que tiene.

Asi que la idea que tenga para empezar debe ser buena para que le escuchen. Ya todo está escrito pero todo puede ser reescrito de una forma distinta.

-Bueno ya tengo una enorme idea o muchas enormes ideas. Necesito empezar. ¿Empiezo por el título?

Bueno. Hay muchos que se quedan en el título y no avanzan.

– Tengo una novela que se llamará ¡”Los días felices”!…

…pero parece ser que esos días quedaron atrás porque no tiene ni una sola página escrita. Pronto serán días infelices y el escritor dejará de serlo.

Si le ayuda a escribir, si le emociona, póngale título. Si no, espere..deje que la historia avance. La propia narración acabará contándole/imponiéndole su título. Solo cuando termine su obra sabrá si ese título le hace justicia o no. Como siempre hablo desde mi propia experiencia le cuento.Mi libro The Chewing Gum War acabó convertido en “La Guerra de los Chicles” (La Galera, 1999). Mi amigo es un zombi fue “Nadie es un zombi” (Anaya, 2017). NiñoPapel en “El Chico de papel” (Fanbooks, 2018) Algú ha perdut un matí de primavera? en “666 calaixos” (Barcanova, 2004) Els gossos salvatges, ya premiada con el Barcanova de literatura en “El Manuscrito de las bestias“…

¿Sigo?

Así que olvide el título, como si fuera la lámpara de Aladino y dedíquese a escribir

De todas formas, como estamos en el título, cuando le surja intente que (aquí habla el publicitario) contenga un beneficio, una ventaja, cuente algo, abra puertas. Relea los títulos a nteriores y verá como en todos se anuncia algo, le cuenta algo, le ofrece algo…

-Vale, paso del título. Empiezo con la gran idea.

Pues sí… pero me ha dicho que la gente se cansa pronto de leer posts de mil palabras y que no pase de las 500. Estoy en las 745. Perdone el coitus interruptus pero ahí lo dejamos.

Le contaré algo más. Estaré ahí para responderle con nuevos artículos en mi blog los MARTES y los VIERNES así que si le he sido útil, le veo el próximo martes, año nuevo, vida nueva, sueños nuevos, libros nuevos…

Este año publiqué tres libros propios y narraciones mías aparecieron en dos antologías. Hágase un propósito de año nuevo: en el 2019 habré terminado un libro.

¡Oiga! Me encanta. Felicidades…

¡Empiece ya! Sí, la idea, LA IDEA

Fotografía propia: tres de mis cinco libros aparecidos este 2018: T’ho diré cantant, EDOLL, Intel·ligència Artifical i “El noi de Paper”

WhatsApp chat