Seleccionar página

POLICÍAS SIN VERGÜENZA

por Ago 1, 2022Creatividad2 Comentarios

Acabo de vivir un caso que no puedo si no compartirlo por su surrealismo; pasó a finales de junio pero es ahora que me decido a escribirlo (de ahí ese presente aún doloroso que quedó en pasado).
Soy de una generación que creía que la polícia estaba para ayudar al ciudadano de a pie, no para ponerle trabas o para, directamentre, joderlo.
No voy a entretenerme mucho en este post porque lo que voy a decir, alto y claro, no necesita muchas palabras.
Habrá, como en todos los oficios, policias extraordinarios -me consta- y otros sinvergüenzas (en el sentido que no tienen vergüenza) -también me consta. Hoy voy a hablar de éstos últimos. En este caso de uno solo pero cuyo poder parece el de muchos.

En la boca de la Policía Nacional de Sant Cugat


A L.C. extranjero, le caducó el NIE en abril y le dieron fecha para su renovación en junio: la comisaría de la policía nacional que daba una cita previa más proxima en el tiempo se encontraba en Sant Cugat.
Permítanme decir que el invento de la cita previa me parece uno de los más venenosos, diabólicos y perversos de los últimos años. La pandemia la ha convertido en la excusa palpable y definitiva para decir NO. Y ya acumulo casos en mi propia piel de acercarme a lugares vacíos de donde he sido rechazado por no llevar la puta cita previa ( la última en el vacío Registro de la Propiedad intelectual en el edificio de la Campana)

Vayamos con el caso: sin renovar el NIE… L.C. no puede trabajar. Espera el día con nerviosismo porque él y su familia necesitan dinero y él volver a ocuparse. Lleva varios meses ya sin paro. Él y los suyos sobreviven como pueden. 

A cinco días de la cita  se infecta de covid. Decide no ir para proteger la vida de los que le atiendan allí. Llama por teléfono a la policía de Sant Cugat para advertirles  pero es imposible que nadie le atienda. Otra de las catástrofes del s. XXI ; nadie atiende en ciertas instituciones o en entes oficiales. Finalmente  cuando dos días despues del DÍA DE CITA la prueba de covid da negativo,  decide acudir a esa comisaría en San Cugat. Como soy amigo suyo decido acompañarlo porque de labia no me falta. Si unimos ambas voces  -y creo que no será necesario-  el tema se resolverá amablemente.

Acudimos a la cita previa con la polícia de Sant Cugat. Me adelanto a las palabras de L.C. y le digo en el portal EN CASTELLANO (para que no se enfaden) que L.C. ha estado con covid y que ha perdido la cita pero que entendemos que, por causas de fuerza mayor, nos atenderán en ese mismo  momento y permitán el leve gesto de poner sus manos sobre tinta y extender sus huellas digitales, algo que ocupa no más de 30 segundos, (50 si decide secarse los dedos en el interior, pero no se preocupen que será fuera para no entretenerles y muchas gracias).

¡Qué iluso y estúpido puedo ser a veces!

Se niegan. Hay cola para renovar DNI. Pero nos dicen que NO, que no estaría bien que le dejaran colar, que le ha pasado el turno. Insisto al policía malo y engreído: L.C. como cualquiera necesita trabajar porque tiene una familia. El M.H.P (muy honorable policia )   se niega a ayudar  y nos pide que pidamos  nueva cita previa. L.C. se viene abajo. Recojo los restos y nos marchamos. Nadie habla en el coche de regreso a Barcelona.

La nueva cita, pedida el mismo días es para…. (redoble de tambor)  el 16 de agosto, tres meses después, tres meses sin trabajar y haciendo equilibrios porque un zorro, un policía malo se ha negado a comprender la situación. No importó mostrarle el documento médico que delata que tuvo covid: manda la ley del más estúpido.

Esa noche  el Presidente Pedro Sánchez aparecerá en televisión diciendo que todos son iguales frente a la ley , que España recibe con los brazos abiertos a los que quieran trabajar y formar familia en nuestro país. Cháchara de cuervos, de señoritos sin pelotas, de politicastros que no saben ni qué vale un café en el bar de la esquina  porque se mueven en el círculo de TODO GRATIS y lo que ocurra en la calle, no es cosa suya. ¡Ah, sí, la corbata para ahorrar en el cambio climático, ¡eso sí es importante!

Falta poco  para el 16 de agosto. Voy  a acompañar a L.C. Espero que ambos estemos bien o muy bien de salud. Porqué también podemos ser malos y pensar que qué pena que H no fuera enfermo de covid a esa comisaría  en Sant Cugat el día que le correspondía  y ¡ay que pena! más grande que no escupiera en la mesa del Polícia y que pena que no estornudara frente al M.H.P. que no atendía a razones porque estaba embebido en su poder. Qué pena, Dios. Lo apunto: nunca se sabe 

 

Otros casos:

https://www.totsantcugat.cat/actualitat/politica/santcugatenc-denuncia-actitud-agressiva-policia-nacional-parlar-catala_2165020102.html

 

2 Comentarios

  1. Gorkiana

    Hola, Jordi

    Malgrat la tòrrida calor que ens acompanya enganxat a la nostra pell a tot arreu, hi ha situacions que aconsegueixen glaçar-te la sang i dur-te a la més freda tempesta de neu. Lamento molt que, en els moments de crisi tan difícils, ens toqui passar per tals cops de desordre per les persones que haurien de vetllar ordre.

    Quan he començat a llegir aquesta nova entrada m’he vist immediatament transportada al clàssic article «Vuelva usted mañana» de Mariano José de Larra, ben bé a situació que expliques podria ser un fragment d’aquest. Autoretrat esfereïdor i irònic a parts iguals sobre el país de poca-soltes i de ganduls en el que ens toca viure, on l’avui i el demà són simplement idees abstractes que sempre acaben estirant-se a mil anys llum. Encara més actualment, quan la contagiosa irreverència encapçala el llistat de virus més destructius.

    Espero i desitjo que el teu amic pugui tornar a respirar tranquil, en la mesura del possible. Que cap altre personatge de novel·la brossa, d’aquelles on les paraules són tan buides que s’omplen del temps dels lectors i el fan irrecuperable, torni a fer de les seves (funcionaris com aquest amb el que heu patit l’infortuni de trobar-vos, que sacrifiquen vides per uns soporífics segons).

    Teniu tot el meu suport, una forta abraçada.

    Responder
  2. Jordi Folck

    Hola , Marta
    Gràcies per la teva comprensió i suport; en efecte tot plegat molt kafkià. Aquestes coses passen massa sovint: Larra , com dius, encara viu!
    I com dius, un personatge de novel·la brossa, un pallasso de sou segur a qui no li interessa la vida i els problemes de la gent. Cada dia som tots menys amables i més esquerps o ens hi tornen comportaments així. No s’hi pot fer res Que tingueu bon estiu amb menys calor que ara!!!

    Jordi

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.