Seleccionar página

Queridos padremadre:

Como ya visité el Camp del Barça ahora le tocaba a la Sagrada Familia. Digamos que voy por orden.

El primero con su museo es Lo má visitado de Barcelona. La Catedral/Templo, La segunda. La gente prefiere ver a los ases del balón que a los ases de la religión. Perdón. Lo cierto es que la Sagrada Familia es como una enorme mona de pascua de nata y caramelo que parece que vaya a derretirse de un momento a otro. Pero para comérsela aún necesitaremos llegar hasta el año 2023 o 2026. PARECE SER que su autor ANTONI GAUDI dijo que su cliente (Dios) no tenía prisa asi que se murió sin dejar acabada la obra que continúan otros muchos. Que continuaban, por cierto,  sin licencia de obras que, finalmente el Ayuntamiento de Barcelona y su neocalcaldesa han concedido para regularizar la situación. Qué cómo  una obra magna y sagrada pueda estar sin permiso de obras es uno de los grandes misterios de Barcelona. Por qué que les pregunten a los sufridos comerciantes  el tiempo que tardan en dar licencias de obras mientras ya uno está pagando el alquiler del comercio (escuchado en Creu Coberta). Es que escuchando uno se entera de todo.

Tengo una solución para lograr que la Sagrada Familia sea el lugar turístico más visitado: transportarla  como la presa de ASSUAN EN EGIPTO (uno lee) hasta enmedio del Camp del Barça así que los turistas tendrán un dos x uno: verán las pelotas de sus ídolos y después podrán santiguarse en el Templo expiatorio, que para eso se llama expiatario que viene de espiar y de expiar los pecados. Por cierto que la Iglesia es una maravilla, un baño de luz y de color  oh-oh-or (escuché una canción de MARISOL en la Rambla y lo he relacionado). Hay más colas que altura de las torres pero he descubierto un secreto secretísimo: si vas a Misa de 9 los domingos la puedes visitar gratis pero, claro, tienes que quedarte hasta el final o inventarte que te mareas -como yo hice- o que el efecto Stendhal te pasa factura y no tienes con qué pagar  ( cuando la belleza es tan grande que te da mareos y eso pasa en Florencia, en Venecia y en la Sagrada Familia). O que te suena el móvil/mòbil/celular/phone y que es urgente. La gente se apunta a esta última moda pero no cuela (¿o cola?)

El Folck, mi compañero de piso terráqueo y cabezón tiene un libro muy bueno que le voy a publicitar porque me ha prometido una parrillada: Libro del Apocalipsis que cuenta cuando un dragón se adormece y mirando a la Casa Batlló que cree una dragona, acaba pegándosela con las torres del Templo que acaban hundiéndose y llevando a Barcelona a la ruina (eso ya se pensó al paso del AVE de mal agüero). Las alturas tampoco són de vértigo pero uno puede asistir al nacimiento y a la muerte y resurrección del Señor. Padremadre eso lo cuento otro día porque las conexiones interespeciales no aguantarÍan la historia de la Santa Bíblia ni de la Sagrada Familia, la que huyó a Egipto a ver la Presa de Assuan. Creo. En todo caso un tal Subirats terminó con o sin licencia de obras el Templo pero ahora siguen otros.

Del internet de hoy:

Destacamos: la colocación de la primera piedra (1882), la llegada de las primeras torres a la altura de 66 metros (1913), la muerte de Gaudí (1926), la finalización de los cuatro campanarios de la fachada de la Natividad (1933), la consagración de la Basílica por el Papa (2010) y la Sagrada Familia acabada (2026)

Y de hace algunos días:

Como siempre, hay polémica. Por la forma de trabajar de Gaudí y por un incendio en la cripta del templo en 1936, no quedaron ni planos, ni esbozos ni maquetas de cómo debía ser el templo finalizado según su propio creador. Los arquitectos posteriores se vieron obligados a interpretar la obra y a improvisar. Nunca sabremos si el diseño final que veremos en 2026 será exactamente igual al que imaginó Gaudí. 

Y del blog de la Sagrada Família: 

Las cuatro torres de los Evangelistas, por ejemplo, que se acabaron en el 2018 con 92,80 metros de altura, correspondientes al nivel quinto, ascenderán hasta el décimo nivel, es decir, hasta los 105,99 metros de los 135 a los que llegarán en 2022. Por otro lado, la torre de la Virgen María crecerá desde el actual nivel decimocuarto hasta el decimoctavo, lo que hará que llegue hasta los 110,65 metros de los 138 que tendrá. Por último, la torre de Jesucristo, que inicia el año situada a 90,86 metros tras la colocación de los primeros paneles, de casi seis metros de altura y con un peso superior al de cuatro elefantes, acabará el año con una altura de 106,39 metros con la incorporación de tres niveles más.

El avance de las seis torres centrales, que crecerán a la vez, será, por lo tanto, espectacular durante el año 2019. De hecho, al acabar el año, se habrán colocado 604 de los 768 paneles de piedra tesada que tendrán las torres, es decir, el 79 % de los paneles totales previstos para su construcción. Al finalizar el año, las torres centrales habrán superado a las torres campanario de los extremos de la fachada del Nacimiento y de la Pasión, que alcanzan los 98,5 y los 102 metros, respectivamente.

https://blog.sagradafamilia.org/es/divulgacion/el-skyline-de-la-sagrada-familia-comenzara-a-cambiar/

Acabo la connexión: Todo el mundo recuerda el cuento de Ray Bradbury (pronto su centenario) de una invasión alienígena que al descubrir la Torre Eiffel creen que es una arma de destrucción massssiva (no como las del imbécil de George Bush) y así abortan la misión de pasar los humanos por la parrilla. Bueno, pues nuestra Sagrada Familia es nuestro pastel de cumpleaños y aqui os digo: los marcianos (yo) ya están aquí porque en vez de una arma poderosa la vieron (yo) como un pastel.

Padremadre, ríanse, por favor.

 

Foto: cedida

Folck tenía fotos de la Sagrada Familia nevada pero no las encuentra:((