Seleccionar página

Estuve fuera unos días y regreso y veo que mi amigo el marciano que vive conmigo ha hecho de las suyas. Veo que no puedo ni debo dejarlo solo así que a partir de ahora, en las buenas y en las malas, en la salud y en la enfermedad… lo compartimos todo. ¡Que no nos pase nada!

Se fue al Tibidabo. Antes de marcharme de vacaciones le recomendé que se fuera a una de las montañas que nos acogen, junto a Montjuic y le dije que la palabra viene del latín que traducido significa “Todo te será dado”. Y eso no es ninguna broma. Pues lo tomó al pie de la letra.

Tibi-dabo a 512 metros de altura, mirador de Barcelona

Pensó que  la entrada era gratuita y se coló hasta que le echaron. Y cómo vio que el avión de madera rojo Ferrari que tiene más de cien años se llenaba de gente -el skyline del parque-  y de colas, se fue a buscar a su nave y la colocó entre dos atracciones gritando “free, free, free”. Y ¿qué pasó? que se vació el parque  porque entonces todo el mundo quiso subirse a la nave espacial. Gracioso Vick que ni me ha invitado a verla. Aparecieron los “mossos” pidiendo permisos de aparcamiento, derechos de estancia, no sé qué seguros -lo contaba tan divertido que me enteré a medias-  autorizaciones e impuestos varios.  A todo eso en el parque más antiguo de Europa junto al de Viena todos los turistas y los visitantes empezaron a gritar a los mossos que lo dejaran en paz y que querian subirse a la nueva atracción preguntando si después se iba a Port aventura, a EurosDisney y a donde para seguirle.

Llegaron los periodistas con las cámaras y en ese momento la nave salió volando llevándose a algunos turistas con él. Lo han acusado de secuestro y  no sé que más, los políticos, claro, pero como no ha habido denuncias se ha quedado en nada. Dice que va a alquiler la nave para hacer viajes de recreo Barcelona-Montserrat, Barcelona-Delta del Ebro, Barcelona-Girona y idas y vueltas al espacio sideral…

Y mientras la gente campaba a sus anchas por el interior de sus nave espacial-especial se fue a visitar el parque: le buscaban en la nave y como un niño estaba disfrutando de la montaña rusa y del castillo del terror.

En el Marionetarium

Luego me contó que la parte que más le ha gustado fue el lugar donde viven los hombrecitos de madera. Ya pensaba que se estaba inventando otra historia cuando me acordé que en el parque del Tibidabo está instalado el Marionetarium la que es la casa de Herta Frankel y sus marionetas, la marionetista austríaca que arrasó en television en los 70 con El País de la Fantasía, con la perra Marilín que nos enseñaba a tomar la sopa en la televisión en blanco y negro de aquellos tiempos  y la pequeña ratita Violeta entre tantos personajes: Pepito, el Comediscos, Gruñón, la tía Cristina,  o el loro Quique…   Me contó que vio bailar a Danny Kaye, a Carmen Miranda, a Carmen Amaya y que luego los buscó en la enciclopedia catalana y supo de qué iba.

https://museo-marionetas-barcelona.org/exposicion-animada/

Le conté que el parque se inauguró en el año 1901, junto al Funicular y al Tramvía Blau  aunque las primeras atracciones no se abrieron hasta tiempo después.  Que en tiempos oscuros  y trás el cierre del parque fue reabierto ya en el siglo XXI como propiedad del Ayuntamiento de Barcelona. Le conté que cuando los barceloneses descubrieron el “600” un cochecito que parecía de tiovivo pero a lo grande fallaron dos cosas en las costumbres: subir al Tibidabo e ir al teatro. Muchos grupos de aficionados y de profesionales  representaban obras nuevas cada  semana hasta que eso en los años 60 terminó porque la gente prefería darse una vuelta fuera de la ciudad abriendo el turismo de playa y montaña: unos ganas y otros pierden.

Los autómatas del 1901

 Vick me habló también del museo de los autómatas donde una mujer le dio una tarjeta previniendo su futuro. En la tarjeta que me regaló podia leerse:  “Vienen grandes cambios en tu vida: aprovéchalos. Será rubia, alta, delgada y secretaria de dirección”. Hay autómatas del año 1901 así que su secretaria de dirección hoy sería una ancianita de 120 años y le pedí que dejara de buscarla y de pensar en ella.  Vick se subió a los autos de choque, a los caballitos, al tren de la bruja,  se metió en el Hotel Krüeger donde rió muchísimo, dijo. Y se tomó un par de bebidas alcohólicas en el Gran Hotel Florida mientras le andaban buscando.

Cierre por Reparación

Hoy leí que han cerrado el parque para reparaciones y que se busca vivo o muerto a un extraterrestre. Claro, la gente se lo ha tomado con humor. He escuchado la retransmisión semanal a su familia donde Vick decía:

Queridos padremadre: hoy he desintegrado a más de cien extraterrestres que me perseguían en el laberinto de los espejos. Era como en el antiguo oeste. El que levantaba la mano primero y disparaba, vencía. Yo al ver el primero retándome he disparado y le he desintegrado. Seguiro que son del planeta Klu disfrazados de extraterrestres y que han venido a conquistar la Tierra. El planeta debe estar agradecido por salvarles la vida y aún así he tenido que salir volando escondiendo mi nave en el bosque de Collserola. Bueno habré fulminado a… trescientos.. Se multiplicaban como ratas. Eliminaba a uno y a su lado aparecía otro y otro, Del laberinto no ha quedado nada. No sé porqué le llaman laberinto si es tan fácil de salir. Después he tomado alcohol y prometo que será la última vez: al irme  por un pasillo me he visto a mí mismo alto y delgado como un árbol sin copa, pequeño y regordete como un tentetieso, con la cabeza que me saltaba en los hombros y los pies de pato y me ha entrado tanto miedo que por poco me desintegro a mí mismo. Los chicos se reían al verme y yo gritaba mientras en el hotel Krueger yo me reía y los otros gritaban: somos distintos los humanos y los terráqueos. Tienen formas muy raras de diversión: subirse a una tacitas que dan vueltas, a un tren donde les dan escobazos, a una atalaya que te da vértigo -es de 1921-  y la noria que te da mareos pero en la hamburguesería ni te dan las gracias cuando els compras la doble especial Tibidabo Dubi-Dubi-Da-Da,

El Tibi-Dabo  dicen que significa que  “te dan todo” pero significa que te quitan todo o por lo menos las ganas de volver. Bueno ahora me están buscando por no sé qué pero he dejado encerrados a cuatro jabalíes  de Collserola dentro de la nave para que parezca abandonada desde hace tiempo, si la encuentran. Folck me darà cuidados -otro que da- pero me advierte que a partir de ahora, todo juntos, que soy un peligro público que tampoco sé que es. Cuidaros padremadre y no hagáis locuras que para eso estoy yo.:) 

 

(Fotos del Folck)