Seleccionar página

     

Me dicen algunos de mis alumnos que siguen mis posts que TODO OK. pero que, de repente se bloquean y no saben seguir. Siempre he respondido de diversas maneras. La primera que accedan a su almacén de memoria para penetrar en recuerdos de hechos y emociones que puedan serles útiles para rescatar y encajar. Porque hoy vamos a hablar de esto. De las necesidades de un escritor, de sus bases. Nos resulta útil después de diversos días hablando de técnica.

También les digo que midan muy bien una idea antes de elegirla como tema y base para un cuento o una novela. Que se puede escribir de todo siempre que tengan cierto principio de verosimilitud. Sí, incluso en la ciencia ficción o en la pornografía se necesita credibilidad. Y que cuánto más difícil sea justificar un argumento más dificil lo tendrán para convertirlo en real y palpable. Me gusta esa anécdota que contaba el director de cine Alfred Hitchcock al cineasta François Truffaut de la idea que habia tenido el realizador inglés: en una fábrica de automóviles vemos como se construye pieza a pieza un auto. Desde la más pequeña hasta la de mayores dimensiones. Después de colocar sus puertas se abría una de éstas y aparecía el brazo de un cadáver. ¿Como diablos había llegado hasta allí? Y añadía que esta historia era imposible de contar cinematográficamente si no quería engañar al espectador que nunca debe ser engañado. En literatura posiblemente sí podía ser contado pero admirarísaprofundamente a quien fuera capaz de hacerlo y yo creérmelo.

Para antes de escribir o para el mismo momento de escribir sería bueno recordarle al escritor que debe poseer ciertas capacidades o necesidades, a mi modo de ver.

En este post les desgrano la primera. Y lo haré desde mi tesis doctoral (no terminada). Lo hago desde la aportación valiosísima de escritores y pensadores. Su opinión es lo que cuenta.

1. Tener memoria

“El que no sabe es como el que no ve. La memoria no es tanto almacén del pasado como entrada al porvenir, no se ocupa de restos sino de semillas. La inteligencia es el arte mediante el cual lo pasado se transfigura a si mismo. El hombre se apropia de la realidad dando significados a su experiencia, construye su mundo personal, cuya información se sedimenta en la memoria. Nuestra memoria se parece a un libro de instrucciones para construir algo, pues la información está incluida en planes activos. Podemos así, hablar de memoria creadora” (José Antonio Marina, 1993) .

“Pero claro está que cualquier invención literaria es en lo fundamental autobiográfica: la biografía de un escritor, en cuanto tal, consiste en sus escritos, pues sus escritos se nutren de la sustancia de su vida. (…) A la vida humana pertenecen, no menos sustancialmente, los impulsos biológicos y psíquicos de cada cual, los patrones culturales asumidos, las tradiciones recibidas, su educación artística y literaria, y luego sus peculiares aspiraciones, propósitos, deseos, frustraciones y logros, sueños y ensoñaciones, fantasías, ilusiones y desengaños, y por supuesto, las ideas en que su visión de la realidad se articula y que le permiten expresar de manera consciente, articulada, el modo de su instalación en el mundo. De un arsenal tan complejo e intrincado elegirá el escritor los elementos que considere más adecuados para construir el edificio de cada uno de sus proyectos literarios. ( Francisco Ayala, 1997)

“La mente del poeta es un receptáculo para captar y almacenar innumerables sentimientos frases imágenes y cosas semejantes: todos estos elementos permanecen en forma inconsciente y germinal hasta que pueden combinarse como un nuevo compuesto en el que aparecen juntos. Hablaba de una lógica de la imaginación que es, a su modo característico tan poderosa como la lógica de los conceptos o ideas”. (T.S.Elliot contado por Gardner, 1995)

“Tenemos todos una cantidad ingente de materiales a utilizar, formado por las experiencias procedentes, ya de la propia biografía, ya de la de otros: lo que hemos vivido personalmente, lo que hemos visto vivir a nuestro alrededor, lo que nos ha sido contado por escrito o de viva voz como algo real y sin ningún tipo de pretensión estética, y lo que hemos recibido ya manipulado a través del arte, concretamente del cine, la literatura y la televisión. Escribir una novela sería pues construir una historia utilizando como material un gran cúmulo de experiencias, propias o de otros, vividas,vistas, oídas, o leídas.
(Martín Gaite, 1997)

“De igual modo escribía: con una dicha radical, a menudo con una premura, a la vez feliz y desesperada, y en ocasiones muy despacio, con un cazador, ayudado de toda la técnica que había conseguido reunir leyendo a sus maestros, registrando la memoria de sus desgracias y apoyado en todos sus ejercicios de redacción, como un concertista de guitarra flamenca se apoya en miles de horas de lentas escalas y de laboriosos arpegios para poder, en un momento luminoso, improvisar en escena una falseta por siguiriya. Sabía que viviendo le iba la vida, y escribiendo también”. (Félix Grande, 1997)

En dos días continuamos. Espero que les haya servido ese recurso de la memoria que unca falla. Siempre que uno pueda confesar, como dijo Neruda, que ha vivido.

Segunda necesidad:
2. Capacidad de atención…