Seleccionar página

Llevaba tiempo mi amigo VICK preguntándome si ya podía considerarse barcelonés por el hecho de haberlo visitado todo. Yo le he dicho que visitarlo todo es imposible o que uno no debe. Por ejemplo, qué no debe visitar uno: la plaza de toros de Barcelona donde hasta no hace mucho se torturaba y mataba a los animales. Las discotecas de la Barceloneta porqué lo que no mata el turismo lo matan las bandas (aquí preguntó pero me guardé la respuesta). Las naves de Amazon tampoco porque para eso hay buenas tiendas en Barcelona que visitar. Tampoco las comisarías de policía porque a uno no se le ha perdido nada y encima no dejan tomar fotos. Y le he dicho que le faltaba visitar el PARALELO, los museos como el marítimo de DRASSANES, el camp del Barça (a lo que me niego personalmente porque siempre sobra gente allí) y MONTSERRAT, cuna de Catalunya.

Así que nos fuimos al Monasterio de Montserrat, a Sant Joan, a la Santa Cova y a San jeroni,  a Santa Cecília, al museu, a pasear por el parque y todo en un día, sin nave que nos transportara, a pie, y sin recambios de zapatos y de ánimo. Y cuando volvió, el chico, contento, se lo contó a sus padres mientras yo me iba a la cama rendido, casi muerto.  Ahora me deja que me quede a su lado cuando tiene sus retramisiones que antes espiaba: me ha confesado/advertido que tiene una hermana que igual me gustaba. Yo para quedar bien le he dicho que sí pero que no.  Solo me faltaría tener una marciana viviendo conmigo. Pero bueno eso fue lo que escuché y apunté para que el lector no pierda detalle de estas crónicas marcianas.

50 millones de años de trabajo. ¿Y quién paga eso?

Hola padremadre: hoy he estado en la cuna de Catalunya. Pensaba que encontraría una cama y una colección de camas pero no: significa que allí han tenido lugar actos politicos, institucionales, culturales, religiosos o profanos que han (con)formado la historia de este país que es Catalunya. Las  montañas de Montserrat son únicas en el mundo: es como si un niño tomara arena de la playa mezclada en agua salada  y empezara a montar estalagmitas y le salieran mal desmontándose como la nata mal montada. Solo que aquí en vez de verse mal se ven de maravilla: la naturaleza les ha dado formas de elefantes, monjes, agujas, caballos, camellos y hasta una se parece a nuestra tía Velan con sus orejas gigantes. Montserrat tiene cincuenta millones de años – no sé a que esperan para celebrarlo con lo que les gusta la fiesta a los de aquí-  y nació por efecto o de un cataclismo o de un meteorito o de alguna nave espacial que se estrellara allí. Y luego dicen que el viento y la lluvia empezó a dibujar esas formas tan caprichosas de niño aprendiendo escultura. Jordi tiene un amigo que se llama Oscar Sardá que es ilustrador que sostiene que la montaña la esculpen los enanitos y que está escribiendo un nuevo álbum sobre eso (del follet Oriol, se llama). De Mont-serrat que significa montaña serrada se dice que fue un intento de serrar la montaña en dos y en tres y en cuatro por parte de los titanes que gobernaban el mundo. Se dice que es la montaña mágica porque allí siempre pasan cosas buenas y malas. Entre las buenas que allí han sucedido se cuentan por centenares los milagros de ángeles cantores salvando a personas de caer al abismo y las  malas que ciertas personas eligen Montserrat para suicidarse y que siempre lo hacen cuando la Mare de Déu está de vacaciones en agosto con la escolanía, de colonias.

La Escolanía de Monsterrat

Hay mucho por ver en Montserrat: el monasterio y sus ermitas y sus iglesias . En el monasterio hay una coral que actúa cada día: son hombres cortos que cantan como niños vestidos de blanco y mangas negras. Y como ya sabéis que tenemos la capacidad de imitar cualquier sonido me puse a cantar y el Prior de Montserrat me invitó a formar parte de la coral. Y yo y Jordi ya empezábamos a hacernos ilusiones cuando  le dije la edad que tenía. Ha arrugado el entrecejo y ha dicho que 240 años son demasiados y que solo admiten hasta los 12 años y que luego les despiden para que vayan a cantar al metro o a la calle. Bueno no ha dicho esto pero lo imagino. Pero tienen prohibido usar, cuando les jubilan tan jóvenes  sus combinaciones blanquinegras por un tema de marca protegida que no sé que es. Son voces blancas…¿ pero no deberían ser blanquinegras?

Y hablando de colores.


La virgen es negra. Pero no creo que venga del Senegal o Gambia porque tiene un rosto muy de aquí. Otros dicen que es la suciedad acumulada de siglos o de la madera quemada. Con la  cantidad de soluciones que hay para limpiar que la dejen así rompe el corazón. De hecho cuando nadie me veía -he despistado a Jordi-  le he pasado un paño con una situación alcalina saca-polvo de muebles, la misma que utilizo para limpiar mi arma y después de frotar  ha empezado a ponerse blanca.  Se lo he dicho a Jordi y hemos estado a puntos de matarnos el uno al otro, el desintegrado yo a pedradas. Que si era un símbolo de Catalunya que si ahora tendrian que hacer postales nuevas a la Virgen manchada que si eso que si tendrían que cambiarle el nombre, que era el fin de la historia de Catalunya y del proyecto de independencia … Al final ha regresado Jordi con un bolígrafo Bic negro para pintar la parte blanca. El día menos pensado regreso con mi nave y la limpio del todo. ¿No hizo lo mismo Jesucristo con sus apóstoles? Pues empezaré con los pies para seguir con el niño.  O dejar a la madre negra y al hijo de Dios blanco o al revés para favorecer las relaciones interraciales.

La Rosa de los Vientos

Me ha gustado mucho el sonido de  las campanas que me dan paz, el canto de los hombrecitos y andar hasta Sant Juan y desde allí a Sant Jeroni y su Rosa de Vientos: con un paisaje expecional había un grupo de chicos franceses que en vez de asomarse por el paisaje estaban mirando los móviles. Le he prometido a Jordi que no tocaría nada más porque me han cogido ganas de convertirles en estatuas mal hechas como de arcilla derretida. Así que anuncio: mi contribución a esta humanidad tonta será la de aportar mis propias montañas al macizo cuando en vez de admirar la naturaleza o dejarse llevar por los sentidos uno está pendiente de las estupideces del mundo. También podía serrarse  cada humano en dos pero eso me daba demasiado trabajo y dicen que ya lo hacen en el circo.

Padremadre cuídense. Se acaba el verano y volveré pronto: cuando llegue a las 100 montañitas ex-humanas. Sea en Montserrat, sea en la ciudad dejaré que la montaña mágica y encantada se desparrame por Barcelona. Y no habrán sido necesarios 50 millones de años sino solo darle al gatillo. Llamadme artista. Os quiero porque soy un consentido…

Álbum de fotos