Seleccionar página

MEMORIAS DE UN ESCRITOR (47): CARTAS DE AMOR Y DESAMOR

por Feb 28, 2021Creatividad0 Comentarios

Si en el post pasado hablaba de mi novela LOCA POR TI /Boig per tu hoy me he decidido a hacer algo que no estaba en mi plan de trabajo ni en mi memoria.
Abrir corazón y cerebro. Olvidar la literatura de ficción y narrar la vida. Una vida. Muchas vidas. El amor en todas sus formas: remover el cajón más cerrado, con mejor candado y poner encima de la mesa cartas y mensajes sms que, por alguna razón guardé.

 Siempre he mantenido que la mayor belleza, mi más sincero aliento estuvo en cartas y mensajes que se perdieron y de las que han subsistido algunas pocas. Las que escribí a mano, junto a versos para M, mi esposa, desparecieron tras nuestra separación. No eché nada. Tal vez ella las conserve pero el recuerdo de un amor puro, cuando termina puede resultar doloroso en la lectura de cartas antiguas.

Las cartas guardadas en el ordenador de mi segunda pareja, F han merecido mayor suerte.

Mi amor inmenso y real por H, junto a mí desde hace 6 años, ha dejado solo mensajes que tengo que buscar en las largas tiras de whats que siempre he guardado. Podría seguirse y comprenderse nuestra relación leyendo páginas y pàginas acumuladas durante seis años. Pero dejaré para más adelante esa búsqueda del tesoro.

Entre los tres amores los hubo que se perdieron. No recuerdo a quién iban dirigidas. Fueron letras sin regreso, estériles que nadie recogió al  otro lado.  No es fácil contestarle a un escritor si uno no viene del mismo mundo. Aun así el paso del tiempo confirma profundas decepciones que ya enterré  pero que si sacara a la luz llenaria más páginas que las del amor. Quizás porque el amor se vive y no necesita ser contado. Quizás porque en las letras uno encuentra un cómplice callado en quien compartir penas y tristezas.

Esas cartas, esos sms los corto y pego con una lectura superficial para saber si son dignos del lector. Maria Bethnaia cantó: que si las cartas de amor no resultan ridículas no son cartas de amor.

Não seriam cartas de amor, se não fossem ridículas
Também escrevi, no meu tempo, cartas de amor como as outras, ridículas
As cartas de amor, se há amor, têm de ser ridículas

Como dijo Neruda los versos no le pertenecen al poeta y sí a quien los necesita

Hay una inocencia en ellos tocando lo ridículo que el lector sabrá perdonar. Lo penoso no está en quien las escribió sino en quien las recibió

No tiene fecha. Pertenecen al tiempo y al lector

Primera entrega. Sms 

1. Me faltan tus miradas, tus ojos, tu piel de seda. Te quiero como a la vida, como a los sueños más bellos…

¡Eres mi despertar!

2.Deseo que te vaya bien la fiesta. Estoy cenando. Hay una pista de patinaje delante. Suenan canciones de amor. Te echo de menos. Bailo contigo en mi imaginación.

3.Me pregunto, a veces, que tendrán tus ojos que no dejan de mirarme, o  tus labios que no se cansan de buscar los míos, qué ocurre en el cielo que sacudió la tierra hasta darme este temblor que solo siento cuando me miras. Y no me importaría pasar mi vida temblando porque eso significaría que estás cerca de mí

4. Mi amor verdadero, tan esperado, tan deseado, cuando pienso en ti amo más el mundo y quiero darlo todo, mejorarlo, perqué ya he encontrado mi punto de soporte. A ti. Te quiero

5.Sin tus ojos yo no puedo navegar.Sin tus palabras no sé qué atajo tomar.Sin hacerte el amor no vivo. Sin verte yo soy ciego.

Y solo al decir tu nombre este mundo encuentra su sentido.Fuera de ti hace frío y llueve y vagar, vagabundos, sin destino ni regreso

6.A menudo de improvisto tu rostro se aparece ante mi y entonces necesito besarte, pero desapareces cuando  me acerco como un sueño.

7.Oh amor, arráncame los labios hasta que sepa que los tuyos son de verdad, que mi sangre me haga mortal y a ti finalmente inalcanzable. Necesito verte pronto. Ardo en mi fuego.

8.Busco tus ojos para que iluminen mi noche pero no los hallo; persigo el perfume de tu cuerpo pero mi lecho está frío y sin memoria. Busco tus labios , un emisario de amor, peor sólo hallo palabras sin aliento engre mis sábanas. Adónd e te has ido? 21 1

9.Le pido a Dios que me deje ser tu ángel que me dé aliento y  alas para volar y llegar donde quieras, hacer de la tierra un cielo, de la vida un paraiso. ¿Querrás volar conmigo?

10.A veces te pienso y vienes a mi memoria como un sueño lejano. Escucho música y pareces formar parte de ella, intocable. Pero sé que basta con marcar tu número para que el recuerdo tome vida y la música, letra. Y deseo que pronto estés a mi lado para sorber la canción de tus labios y echar de nuevo a volar.

11.Hay dos chicos besándose en la estación. Apenas tienen 20 años. Se despiden. El mundo les pertenece. Y así,  entre beso y beso me acuerdo de ti. Mis mejillas, mis labios se han secado y asi espero volverte a ver y ser yo quien besa, yo el besado, yo el iluminado por ti.

12. Me duele alejarme de ti. Por suerte el sueño te venció y asi nunca sabrás qué palabras de amor escribí con tinta invisible en tu espalda con la esperanza de que atraviesen tu piel, inunden tu corazón y se queden allí para siempre. Si un día asoman por tus labios sabré que nunca escribí nada más hermoso, voz de mi voz.

(seguirá)

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *