LA CARTA QUE LOS REYES MAGOS ME PERDIERON

Cada año les escribo una carta a Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente. Cuando era pequeño les pedía muchos juguetes y muchos libros.

Con el tiempo han cambiado mis peticiones: nunca les pedí una tablet, ni un teléfono móvil, ni una consola o un videojuego. No una camisa, unos gemelos de plata o un reloj. Entendí que si eran sabios y eran Magos había que pedirles imposibles, que ellos ya sabrían como resolverlo. Nada que pudiera ser comprado. Era un reto para el que ellos ya estaban preparados.

O eso creía.

Porque cada año les escribo la misma carta, añadiendo, eso sí, alguna nueva petición. ¿Será que es muy difícil? ¿Será que , ya viejos y cansados, perdieron la magia? Yo insisto, sabiendo que un día u otro van a obrar el milagro, con ayuda de unos y de otros.

Así que, he aquí mi nueva carta que se parece mucho a la del año pasado. Porque sigo esperando.

Queridos Reyes Magos

Soy buena gente así que os pido pocas cosas pero buenas sabiendo que, posiblemente, si habláis de ello, en serio, podáis concedérmelo

  1. Que los niños y los jóvenes sepan que no hay mejor regalo que un libro: puede durarles toda la vida y releerlo cuantas veces quieran y compartirlo y recontarlo y subrayarlo, amarlo o incluso odiarlo; porque los libros que nos cambian, no siempre son aquellos que nos gustan.
  2. Que los papás lleven a sus hijos a las librerías, como los llevan a las jugueterías, al cine o al teatro: allí empieza el universo mágico que les durará siempre
  3. Que los papás les lean cuentos a los más pequeños: cuando lleguen al mundo de la imaginación ya jamás querrán regresar: y el mundo necesita de mucha imaginación. Lo escribió Gianni Rodari que jugaba a inventar cuentos y muchos le olvidaron.
  4. Que las escuelas dejen de socializar los libros literarios porque con eso impiden que el niño construya sus biblioteca personal: tienen vídeos y artilugios pero se acostumbraron a vivir sin libros y me preocupa el futuro de la humanidad (y que siga llamándose así): un puñado de brutos e ignorantes nunca podrán ser humanidad.
  5. Que los creadores sigan creando, pintando, componiendo, inventando y alegrando nuestras vidas con  sus ideas inacabables, extraordinarias, únicas…
  6. A mi pequeño país  paz , felicidad, justicia y libertad. Los Hombres Oscuros  de la Tierra Gris encarcelaron a algunas personas solo porque pensaban diferente y aún siguen lejos de sus familias; gente de la cultura, aún inocentes de los que se ríen, vaya valientes,  bárbaros y pendencieros
  7. Y mucha paz y mucho amor y kilos y kilos de creatividad en todo el mundo  para lograr todo eso y mucho más.Con un poco de buena voluntad vuestra y otro poco de los demás, no será difícil, creo                                                                            Muchas gracias, Majestades                                                                                                           ¡Ah, y no me pierdan esta carta!                                                                                       Fotografía propia: cabalgata de los Reyes en Barcelona, 2018