FLOW. FLUIR. VOLAR. EL PLACER DE TRABAJAR

No son posibles grandes cambios en el destino de la humanidad hasta que tenga lugar un gran cambio en la Constitución fundamental de su modo de pensar
J.S MILL

 

Este titular les parecerá , a muchos asombroso. Porque para muchos trabajo y placer son un binomio imposible, un mal matrimonio.  Sea uno funcionario con la vida resuelta, sea un campesino que parte su espalda de sol a sol, el cajero de un restaurante o el profesor que se enfrenta, cada día a sus alumnos y solo espera el fin de semana para desconectar, todos ellos, posiblemente, sientan al trabajo como una carga de la que gustosamente se separarían aliados con una cuenta bancaria extremadamente generosa. Luego vendría el aburrimiento vital, la búsqueda del sentido de la existencia de quien ya no debe luchar por nada, siempre descontentos con nosotros mismos y el tiempo que nos tocó vivir.

Hace ya años descubrí a Mihalyi Csikszentmihalyi,  de la Universidad de Chicago, uno de los padres de la creatividad moderna que en FLOW, una psicología de la felicidad, acuñó un concepto nuevo. el FLUJO

Y llamó flujo a…
Crear armonía en cualquier cosa que uno haga es la última tarea que la teoría de flujo presenta a aquellos que desean lograr la experiencia óptima: es una tarea que implica transformar la totalidad de la vida en una única actividad de flujo con mechas unificadas que ofrezcan un propósito constante
Mihaly Csikszentmilhayi

 

Para hacerla comprensible, extraída de un contexto más amplio:

La experiencia de flujo se encuentra en esa situación, en esa actividad, en ese trabajo en que la atención se emplea para lograr las metas de una persona sin amenazas ni desórdenes, sin nada que nos moleste para sentirse en plena forma, Sería como estar flotando, dejarse llevar por el flujo de que todo funciona y disfrutamos con lo que hacemos.

O sea, cuando el tiempo se nos va de las manos tan a la ligera que nos sorprende lo rápido que se fue y lo bien que nos lo pasamos en ese trance de felicidad, cuando el trabajo, sea cal sea, nos gusta tanto que apenas pesa. Eso es fluir.

La reflexión del blog de hoy no es otra que la de intentar favorecer el flujo en nuestro trabajo y, especialmente, en nuestra actividad creativa. Aliarnos con el tiempo, ya no como enemigo, sino como amigo fraternal que nos da y al que damos sin rencores. Quien habla de trabajo habla de ocio, habla de sexo, de amistad…

Mihalyi escribe sobre Richard Logan que estudió los relatos de mucha gente en situaciones difíciles y concluye que sobrevivieron gracias al hallazgo de maneras de convertir las terribles condiciones  objetivas  (cárcel, campos de concentración, fábricas con sobreexplotación) en experiencias “subjetivamente controlabes” ¿Cómo lo lograron? Prestando  atención a los detalles más ínfimos, descubriendo ocultas oportunidades para la acción en un entorno hostil . Entonces se asignaban metas apropiadas a su situación, se retroalimentaban de los resultados, alcanzaban la meta, colocaban nuevos desafíos  y las situaciones contrarias se volvian pasmosamente flexibles, moldeables, menos rutinarias

La razón del post no es solo recomendarles este libro necesario sino el pedirles que, cada uno a su manera busque su flow en su trabajo y en su actividad creativa que siempre resultará mucho más fácil cuanto más placentera le resulte su actividad laboral. Porque de lo contrario lo que se logra son malas energías  que repercuten , como el sonido de un gong, a largas distancias, rodeando a todo cuánto nos rodea: a eso le llama entropía psíquica.

En mi caso, cuando escribo… las horas no me pertenecen…el tiempo pasa volando y cuando concluyo mis 5 hojas diarias o bien continuo o aparco ese trabajo  fisico (teclear, tejer,tomar cuerpo las palabras) para el día siguiente mientras en mis horas libres reflexiono, creo hacia donde va mi historia.

Creo que es necesaria una revisión de los supuestos laborales de cada uno, el perseguir ese fluir por encima de… y preguntarse ¿puede un camarero con bandeja en mano imprimir otro aire a su trabajo? ¿y un obrero de la construcción puede hacer más ameno su trabajo? ¿y una enfermera? ¿y un físico? ¿un atleta? ¿No seria más fácil si cada uno de ellos introdujera un toque creativo en su trabajo que le permita mirarlo desde otro punto de vista? Si prisioneros o operarios lo lograron ¿cómo no vamos a lograrlo aquellos que permanecemos en el estado del bienestar, aquellos para quien cada día es una nueva oportunidad de demostrar y de demostrarnos que se pueden hacer las cosas de una forma distinta, que somos merecedores afortunados de ese trabajo (en tiempo oscuros) y para quienes las pequeñas dificultades del día a día son una forma de aprendizaje?

Pag 71: “Admiras tu propia personalidad, lo que has hecho y tu ente da un vuelco. Después de cada episodio de flujo la persona se va convirtiendo en un individuo único,menos predecible, poseedor de habilidades poco comunes.

Dejemos fluir, como escribió Mihaly, porqué ese fluir es el camino de la felicidad

Y si tienes aún dudas, léanse el libro

Les invito a mi canal youtube  Canal Creatividad 3.5. donde también incluyo el concepto de fluir :   www.youtube.com/watch?v=h4pu1Uzfzfk&t=14s

Fluir. Mihaly Csikszentmihalyi Editorial Kairós. De Bosillo, 2008 

 

Autorretrato en una de mis clases de creatividad (octubre 2017, Barcelona)