¡HOLA CREADOR! Buscamos a 100 creadores multiplex para reivindicar la creatividad

Nace una nueva asociación para fomentar la creatividad +cultura+educación

Llevaba tiempo dándole vueltas a esta idea: crear una asociación sin ánimo de lucro para llevar la creatividad a diversos ámbitos, especialmente el educativo.

Volvía a mi mente la sentencia de José Antonio Marina en el Congreso de Málaga del 2014 “El Ser Creativo”: El ser humano nace genio y muere idiota. En medio el sistema educativo”

Y así ha sido que, con un grupo de creativos polifacéticos, hemos arrancado con unos primeros estatutos que parten de:

1. El reconocimiento de la creatividad como arte mayor, como manifestación personal o colectiva, como forma de vida y ya lejos del menosprecio que de la creatividad se ha hecho en la historia, establecidas sus raíces científicas.
2. Entendemos como campos de expresión creativa los siguientes: arquitectura, escultura, pintura, música, danza, literatura, cine, teatro, artes plásticas, gastronomía, publicidad, fotografía, cómico, videojuegos, relaciones públicas, gastronomía, economía, moda, tecnologías, ingeniería, sociedad…
3. La promoción, la difusión y la defensa de la dignidad profesional de los creadores, el apoyo y el estímulo a todo profesional de la creatividad.
4. Vincular la importancia de la creatividad como forma de auto-expresión entre el público adolescente y joven para evitar el descalabro, el desinterés que se produce entre los 12 y los 18 años en el ámbito lector y en otras manifestaciones artísticas. En un tiempo de redescubrimiento, de aceptación de la creatividad como actividad autotélica impulsará las personas y los futuros profesionales. La práctica de la creatividad desde edades primeras formará profesionales avanzados a su tiempo, haciendo posible que la teoría de los diez años o de las 10.000 horas (Gladwell, Mihály Csíkszentmihályi , Gardner) permita un legado casi inmediato, una aportación enriquecedora a la cultura y una prometida de futuro más válida a los jóvenes.
5. Impulsar la creatividad como alternativa vital, como forma de rebeldía ante los poderes establecidos, de gobiernos y sistemas que encara hoy la consideran menor o vinculada a la bohemia o a cierto desorden vital e ideológicamente de poco interés.
6. Promover la difusión de becas y ayudas al creador y pedir un aumento de cuantías, de periodicidad así como la puesta en marcha otras ayudas en aquellos campos donde no abunden.
7. Siguiendo el ejemplo otros países (Finlandia, Reino Unido) promover la creación de programas de ayudas por parte del Gobierno para potenciar los estudios creativos en educación secundaria (principalmente) con presupuesto suficiente para hacerse extensible entre los centros, asociaciones y entidades que lo soliciten.
8. Fomentar el debate sobre los valores culturales y sociales de la práctica de la creatividad.
9. Con un descenso imparable de las humanidades al sistema educativo, convertirse en herramienta de presión para que la asignatura de “pensamiento creativo e innovador” sea introducido a los planes docentes de secundaria como asignatura troncal semestral en una invitación directa al Departamento de Enseñanza y al Ministerio de Cultura, en un plazo máximo de tres años desde la presentación del plan docente correspondiente. Para conseguirlo, desarrollar una serie de previas en escuelas e institutos y establecer un análisis cuantitativo y cualitativo con resultados demostrables de un “antes y un después” en la formación de los jóvenes creadores.
10. Crear estudios superiores especializados basados únicamente en la creatividad y la innovación
11. Ampliar el debate sobre el sistema educativo, los sistemas anacrónicos de evaluación y posibilitar otros tipos de enseñanza
12. Reafirmar los vasos comunicantes o esos transversales de la creatividad vinculante sinergias entre artes escénicas y libros para escenificar los textos en formato de teatro, musicales, recitales poéticos y otras construcciones Favorecer sinergias en otros ámbitos creadores como, o entre otros artes: (literatura-cocina) (arquitectura-escena), (moda-poesía), (literatura-cine) (videojuegos-teatro)…y nuevas creaciones

Es por eso que hoy presento ante el lector esta asociación que se nutrirá del talento y de las aportaciones creativas de los profesionales que, a modo del hombre de renacimiento, se expresa con dos o tres capacidades creativas (ver post anterior) mínimas.

La participación es gratuita pero para el año 2018 se había establecido una cuota de 10 euros anuales para hacer posible algunas de las actividades que los asociados pretenden. En este momento son 15 los miembros pero quiere cerrarse en un número 100. Mientras no se legitima la asociación presto mi email particular: jordifolck@gmail.com para información o inscripciones o para remitir los estatutos de la asociación al completo de los que el texto adjunto es solo un resumen. La sede se ubicará en Barcelona y, más adelante en Madrid o en aquella ciudad de donde proceda un numero importante de asociados
Cuentan con mi experiencia y mi honestidad como la mayor de las bazas y la mejor de las garantías. Cuenten conmigo.

Agradecidos

Perdón por la publicidad pero, esta vez,  resultaba ¡necesaria!

TODOS SOMOS CREATIVOS, EL RESTO, PEREZOSOS DE M…

Lo dicho, dicho está: en mis clases de creatividad publicitaria estoy harto de escuchar a mis alumnos de 22 años que me dicen “perdone, pero yo no soy creativo/a”. Supongo que me piden perdón porque lo que están diciendo es una barrabasada mayúscula. Es como si me dijeran: “no tengo sangre en las venas porque no tengo corazón”. O sea: imposible. También es posible que tengan las facultades mentales muy mermadas y al descubrir tantas faltas de ortografía en sus escritos, sería muy posible.
Y perdonen mi agresividad pero es que así, de una vez por todas, dejo claro que todos somos creativos, que el resto son unos perezosos de mierda, frase que suelto en clase cuando ya uno llega al límite de veces que escucha en clase lo de “yo no soy creativo”. Coge aire y aguanta.
Pereza y soberbia de la ignorancia, dos de los pecados capitales reunidos en uno: ojalá fueran otros los pecados: avaricia por saber, lujuria por el deseo de aprender, gula por … sí, aprender pero es que los jóvenes de ahora ya nacen sabidos y el resto no les importa.

El problema es la inmediatez: los jóvenes lo quieren todo ya; perdieron su paciencia. tanto que chicos y chicas abandonan sus relaciones amorosas por whatsapp porqué es más cómodo y rápido. Yo te bloqueo y adiós, hasta la próxima víctima. Hacen zapping entre canales de youtube y de televisión, de whatsapps y entre las bibliografías de las universidades que leen poco o mal o no leen. Y no voy a contar batallitas perdidas porque hablo desde mi experiencia de docente en ya más de 10 años ( empecé en el 2006 en la UB)

Y esa prisa por llegar a ninguna parte (Fernando Fernán Gómez tenía razón en su “Viaje a ninguna parte” sobre el periplo de cómicos de la legua en la España profunda) significa que se quedan en terreno muerto. Escribió Conan Doyle: “Lo invisible se hace visible si se está buscando” como ya he contado en varias ocasiones. O que la creatividad necesita el chup chup del buen caldo de pescado. Necesitas horas y, a veces días, para que llegue esa buena idea, el “insight” bendito que tanta falta hace para prosperar.

Me cuesta hablar de mí. Y cuando me preguntan a qué me dedico, dudo en la respuesta. No porqué sea una persona sin oficio ni beneficio sino porque tengo varios oficios, todos ellos hijos pródigos de la creatividad. Estudié periodismo en la UAB (1985-1989) seguí con la carrera de publicidad (UAB, 1987-1989) , un máster de escritura de guiones de cine y tv (UAB, 1995), una tesina doctoral premiada con un 10 en el 2012 y  abandoné mi doctorado porqué algún majara del Gobierno  tuvo la brillante idea de obligarnos a regresar a las aulas 3 años más y de pagar 3500 al año cuando mi tesis estaba casi acabada. Hablaba de generación de ideas en publicidad. Así que abandoné el barco que no voy a retomar. Estudié fotografía y me convertí en fotógrafo ( 2011- Institut d’Estudis Fotogràfics de Cat) estudié  Interpretación (Escuela Xavier Gratacós de Barcelona)  y me convertí en actor (serie de Tv3 y publicidad (la inicial)  que encontrarán en youtube bajo el epígrafe de “anuncios publicitarios de jordi folck”. Estudié dramaturgia (Sala Becket) y estreno mi segunda obra en diciembre del 2017 (de cinco que tengo) en este caso, un musical: “Nadie es un zombi” basado en uno de mis libros, de los 25 publicados, entre los 9 premios literarios ganados. Como escritor he gozado de los mayores placeres del proceso creativo. Como docente universitario de escritura creativa,  metodología de la actividad publicitaria, de creatividad publicitaria , de redacción en relaciones públicas /ESRP) he estado en la Escola Elisava, en la UIC, en la URV, en la UAB y alguna más. He dado conferencias en Puerto Rico, en Colombia, en Perú, en nuestra vecina  Andorra y alguna más.

Alguno ha dicho que soy un genio y yo les digo que se equivocan, que solo soy un currante,  alguien que apenas ve televisión pero que tengo una piedra mágica  de lo maravilloso que se llama “disciplina” y otra que se llama “paciencia” y una más que se llama “disfrutar con lo que haces” y que, puesto así es super fácil. Que estas piedrecitas maravillosas las tenemos todos pero que pocos las buscan y menos las quieren. Así que uno con ganas puede vivir hasta siete vidas o más y que cuando llegue a la tumba se haya divertido como nadie aunque llegue hecho una piltrafa de la que sobrevive ese brillo encendido en los ojos de quien todo lo ha visto y que sigue queriendo ver.  No soy ejemplo de nada. Lo que ocurre  es que tengo muy claro que sumar enriquece y que restar empobrece. Que la mayoría de personas se quedan con una sola etiqueta porqué como ya he contado por activa y pasiva, la gente se conforma con ser solo “algo” o uno” y que la primera metedura de pata del género humano es cuando el papá y la mamá le preguntan a su vástago “¿Y tu qué quieres ser de mayor?” Y el niño y la niña responden “enfermera” o “maestra” o “jugador de fútbol” o “actor” o “ingeniero” o “modisto” “cocinero”  o “funcionario del Estado” que también los hay de vagos. Y los papás que deberían enfadarse deberían responder “”¿solo una cosa?, ¿solo una actividad? ¿solo una profesión? En un mundo tan competitivo y cambiante, disperso, divergente, uno se enfrenta a una frustración vital permanente si elige solo “la cartera de …” cuando las profesiones que lleguen en 20 años aún no han sido inventadas. Así que a la pregunta el niño debería responder con dos o tres posibilidades, dos o tres carteras que manejar según le vaya la vida. Cuando no escribo, revelo en mi laboratorio y monto exposiciones o me voy de viaje y vendo las fotos, doy clases en algunos semestres y en otros no, voy a casting de actores o escribo este blog reciente, un vlog que empieza la semana que viene,  en mis redes sociales, en el terrible whatsupp que odio al que estoy atado porqué los demás no pueden vivir sin él y miro que puedo hacer de más para reinventarme como profesional polifacético que todo ser humano es. Lo que pasa es que a mi me gusta lo de ser el hombre de las mil caras que todos somos mientras el 99% se queda con una sola cara. Por cierto, tampoco me sobra el dinero porque ya sabrán que muchos creen que la creatividad se regala y como ya he dicho escribir en catalán es autocondenarse a la miseria terrenal, a flagelarse a menos que seas mediático y escribas mierda y te la compren.

Porqué mira que hay gente ciega.. ¿echamos una mirada al quattrocento y al cinquecento italiano cuando era habitual compartir 4 o 5 profesiones?

¿Me permiten que se lo cuente/escriba mañana?

Son ustedes adorables

 

Foto propia: los mejores alumnos que he tenido jamás en la Escuela Superior de Relaciones Públicas de la UB en Barcelona. Al fondo, por si no me conocen, con parasol, por si llovía.

 

El triunfo de la estupidez (o ¿qué les pasa a los jóvenes?)

Perdonará el lector mi ausencia estos quince días: me atraganté con una novela propia que quería mandar a un concurso cuyo límite eran 100 páginas y mi manuscrito llegaba hasta los 137: o cambiaba de concurso o recortaba el manuscrito. Hice lo primero. ¿Para cuando los editores y sus cohortes pensarán también, en el escritor?
Hoy, tres reflexiones breves pero contumaces, que podrían englobarse en una sola pregunta: ¿qué les está pasando a nuestros jóvenes?
Primer caso: Me acerco hasta el monasterio de Montserrat decidido a llegar hasta los casi 1300 metros de altitud de la antigua ermita de San Jeroni: hará ya cincuenta años que desapareció el funicular. La única forma de llegar hasta la Rosa de los Vientos, cerca del monumento al poeta Mossèn Cinto Verdaguer erigido en los años 50, es a pie desde la ermita de Sant Joan andando apenas hora, hora y media.
Les aseguro que vale la pena: el paisaje abrupto, rocambolesco, con sus extrañas figuras parecen salidas de la pluma de un poeta surrealista; son como los caligramas de Marinetti.
Uno, llevado por sus ensoñaciones y bajo un calor riguroso de agosto asciende las escaleras que llevan a lo más alto de las montañas sagradas. ¿Y qué encuentra ahi?  un grupo de teenaggers franceses con un radiocassette que emite reggaton. En vez de asombrarse por los 360º del paisaje o asomados a la rosa que señala montes y espacios, que dice sus nombres y sus altitudes están clavados a sus móviles. Los profesores callan, sin increparles, sin conminarles a que, a esa altura, lo verdaderamente hermoso nunca estará en sus celulares y que, probablemente, jamás regresen a ese techo del cielo, a esa atalaya orgullosa y empinada.
Segundo Caso: Domingo mediodía  almorzando en una terraza de una pizzería, un muchacho, también teenagger, mete los vasos vacíos de la coca cola light por el buzón de correos. Mi compañero de mesa, al verle (y yo de espaldas) le increpa. El muchacho que buscaba la risa de sus compañeros, su aprobación, aplausos para su estupidez, baja la cabeza. El gallito deja de cacarear. Poco después un transeúnte deposita una carta en ese buzón-basura. Sus compañeros sigue riendo.

Y tercer caso:  youtube me informa de un influencer que ha alcanzado los 15 millones de visitas por vídeos tan edificantes como gritar cuando se rasura el sobaco (ya son 4 los influencers que le imitan a carcajadas y con el beneplácito de sus fans) probarse ropa que le han regalado o reconocer que ha borrado vídeos de su canal, ante el enfado mayúsculo de sus fans.

Pienso que, pronto, no serán los periodistas quienes presenten los programas de televisión, sino los youtubers, los influencers que, sin estudios, pero con mucha cara dura, se convertirán en los héroes de los estúpidos, en los modelos a seguir. Visitan librerías con sus testimonios  y deben proteger las largas colas entre vallas donde sus fans adolescentes se desmayan gritando el nombre de su amada. Me refiero a la visita de Dulceida a la ciudad de Reus

https://www.diaridetarragona.com/reus/La-famosa-blogera-de-moda-Dulceida-revoluciona-Reus-20170505-0021.html

Sobran reflexiones. A mí, me asusta esa estupidez de gente desnortada. Yo también fui joven, e incluso, por qué no, desnortado pero quiero suponer que transitaba por ese estado de bobería en momentos concretos. El problema de la actual generación es que se ha instalado  en la estupidez como una forma de vida que va desde los botellones y sus crisis alcohólicas hasta las formas más refinadas de bullying, a perpetuar y seguir modelos con pies de barro, a pegarse a su tecnologías móviles y a dar la espalda a la cultura como algo, francamente aburrido. Lamento la terrible moralina que desprenden estas reflexiones y reconozco que no tengo respuestas pero esa necesidad continua de llamar la atención, al precio que sea, me descoloca. Y admiro a cierto profesorado que se inmiscuye en la persona y en el futuro profesional y quiero entender que no todo está perdido: posiblemente ellos sean, nada más, el reflejo de  una sociedad atribulada, precipitada, desafectada por la política y la religión, que, definitivamente, están quedando fuera del tablero de juego. Pero me entra una risa loca, histérica cuando quiero hablar de libros, de creatividad, de cierto elogio de la lentitud y ellos lanzan, eso sí, lentamente, su mirada fuera del aula y la precipitan ventana abajo .

 

JORDI FOLCK ENTRA EN ACCIÓN (2) o LA ANIMACIÓN LECTORA

Continua desde el artículo anterior donde desplegaba un método propio para incentivar la lectura. O cómo el escritor debería convertirse en actor y el lector adolescente en público fiel.

4.La comunicación no verbal –o el gesto- es otro de los canales que el creador-promotor tiene que dominar conjuntamente con el habla, la mirada, el gesto (e incluso la indumentaria). Se trata de divertirse un mismo en el foro, y de divertir/animar a los demás generando un contagio anímico, una confianza que el lector agradece. Se trata que descubra, a mi manera de ver, una persona disciplinada, que trabaja en/ y con la inspiración y que sabe comunicar, que pasea la mirada por todos y cada uno de los niños, que invita a leer como uno de los juegos más animados al alcance de todo el mundo y que apuntala con un gesto enérgico sus manifestaciones. Cuando hablo de “La dona vestida de negre” que trata de las obsesiones amorosas y de sus peligros, de las parejas que acaban sus relaciones a golpe de whatsapp me convierto en una enamorada pánfila que espera los mensajes de su enamorado cómo si perdiera la vida en ello mientras observo el móvil como si fuera la última salvación de la humanidad entera a la vez que despierto la hilaridad más dichosa. Cuando hablo de “Nadie es un zombi” que trata sobre la intolerancia en la escuela pido a los alumnos que cuenten cuántos puntos “zombis” los alejan de su humanidad haciendo el gesto de abandonar el aula si hay peligro de contar con algún zombie enganchado al televisor y a las pantallas o que no lee bastante o que hace de los siete pecados capitales una manera de vivir. Cuando les hablo del “Manuscrito de las bestias”, novela de terror, bajo la voz para atraerlos a una pesadilla…mientras lanzo una mirada al vacío como quien observa una aparición fantasmal, a la vez que los jóvenes lectores giran la cabeza atemorizados…Divertimento, entusiasmo, entrega, pasión, arrebatamiento que hacen de la lectura una experiencia para todos los sentidos. “La vida es un escenario” escribió Shakespeare y también en el aula de una escuela.

5. El escritor es el canal, donde las letras cobran cuerpo, una parabólica, el punto para mover el mundo, para sacudir conciencias en formación. Y sea con el apoyo visual de un power point que secunda el discurso, sea con la fuerza de la palabra hace falta que el escritor se transforme en un gran contador de historias. Aquello que escribía el psiquiatra Eric Berne… “si un cuento es el hueso, contarlo es la carne, la parte más jugosa para clavar un buen mordisco. Toda narración tiene cercanías, es decir el conjunto de temas sugeridos por cada historia que se comparten con el lector, a quien se pide apoyo, que haga palanca, que acabe haciendo suyas las obsesiones del escritor. Se le abren nuevos mundos, se le ayuda a descubrir que bajo el mantel hay un submarino (con permiso del gran Joan Barril) y que, llevado por la emoción vuelva al libro, que lo continúe (si lo abandonó) o que lo termine si no lo ha hecho. Es, insisto, el contagio anímico del escritor feliz que “vende” su historia y que atrapa lectores, que hace revivir las letras con su vehemencia. En una palabra, la vigilancia y la atención del estilo propio como un sello identificador. Cada cual a su manera. Un foro como una actuación/animación, un “bolo” teatral que hace público/lectores. Una voz literaria que se desdobla con una voz pública y notoria. Un foro escolar no es la presentación amodorrada, tediosa, fastidiada de un libro sino una apuesta firme, decidida y esforzada para ganar lectores fieles.

6. Termino: hay que conseguir un lector agradecido que apueste por nuevas lecturas más allá de las obligatorias. Hay que intentar un principio de amistad a través de las redes sociales, que en cierto modo el lector pueda tener acceso al escritor –punto conflictivo y debatido en cantidad suficiente- y vea su proximidad aunque sea sólo por el intercambio de un saludo o un agradecimiento o una recomendación. Firmar los libros, al terminar el foro, agradecer públicamente las actividades de lectura, los trabajos manuales, aceptar fotografiarse con los alumnos (cada cual con su modestia) transforma la presentación de un libro en un acontecimiento escolar/social. En aquellas ocasiones en que, al abandonar la escuela, algunos padres me han pedido una fotografía con sus hijos descubro un gran arrobamiento mutuo, un trato especial cuando el escritor de literatura infantil y juvenil, tan olvidado, consigue un estatus de estrella, estrella, pero, cercana, amable, cordial, aquel a quien invitarías a cenar cuando el libro y el autor se han convertido en un asunto de familia. Acostumbro a obsequiar puntos de libros propios, gafas folckfantásticas y materiales complementarios que completan la experiencia.

Y 7. Cuál es el precio de un foro? Pasárselo bien –unos y otros – no tiene precio, como no tiene precio dejar huella en el alma de un lector. Cuando la actuación es terminada llegan las firmas: hay mucha discusión al respeto. No acostumbro a visitar escuelas donde socializan los libros. A veces la escuela no ha compartido toda la información y me encuentro que pertenecen a la biblioteca escolar. Los libros son piezas fundamentales de la biblioteca del niño y aquel es su lugar al cual el niño volverá, tarde o temprano. Nunca firmo “papeles” si el libro es socializado. Cuando el libro pertenece al niño creo que es bueno hacer una buena dedicatoria en los libros o en las cuartillas que, aquellos que han olvidado el libro, te ofrecen con cierta culpabilidad. Y la dedicatoria que incluye el nombre del niño, unas palabras y la firma convierte aquel libro en un libro especial que será exhibido como un triunfo ante los padres. Por lo tanto creo que no hay que tener prisa al cumplir con el rito de las dedicatorias y las firmas. Yo intento una caligrafía gótica en los libros de terror; una letra pequeña y redonda en los de humor. También, en una hoja en blanco hay espacio por el arte. Y así, pienso que aquel libro se ha transformado en un libro único y especial, la obra literaria embellecida que, me gustaría pensar, guardarán con especial predilección.

En el fondo asumo el papel de publicitario: observar el mercado y (feedback incluido) y hacer el producto a medida variando si hace falta a partir de la recepción y de los “imputs” recibidos por el público objetivo: los lectores.

Pido excusas si el lector considera mi artículo solo la defensa de una exageración. Insisto. En quince años y más de 400 conferencias ante niños he podido identificar un “máximo común denominador “.

Mío y, si quiere probarlo, también suyo.

 

Fotografia (cedida) Alumnes lectors del Parc del Saladar a  Alcarràs, a Lleida

CREATIVIDAD Y JÓVENES, UNA ALIANZA IMPRESCINDIBLE

Creatividad es “sinónimo de pensamiento divergente, es decir, capacidad de romper continuamente los esquemas de la experiencia. Es creativa una mentalidad que siempre está trabajando, siempre haciendo preguntas, descubriendo problemas allí donde los demás encuentran respuestas satisfactorias, allí donde los demás huelen sólo peligros. Creatividad es la capacidad de juicios autónomos e independientes (incluso del padre, del maestro y de la sociedad), que refuta lo que está codificado, que re-manipula objetos y conceptos sin dejarse. La función creativa de la imaginación pertenece al hombre común, al científico, al técnico; es esencial tanto en los descubrimientos científicos como en el nacimiento de la obra de arte; es incluso condición necesaria para la vida cotidiana” …
Gianni Rodari

Durante demasiados años la creatividad ha sido demasiado frecuentemente asociada a la bohemia, a esa “panda de artistas” de la que muchos padres y abuelos renegaban. Ser pintor, escritor, músico, escultor o malabarista era, para muchos progenitores, un destino final que suponía la muerte (económica) en vida.
Fue Howard Gardner, premio Príncipe de Asturias 2011 quien asentó las bases de las 8 inteligencias múltiples con lo que demostraba que el cerebro hijo de médico y nieto de médicos o abogados o funcionarios del Gobierno podía no estar hecho de la misma pasta que sus antecesores y que sus talentos, mal a quien pesara, eran otros. De la lista de creadores encerrados en fábricas o mercadeos malviviendo hasta ser rescatados por sus dotes de genio o firmes convicciones artísticas debería escribirse una larga crónica.

Con diecisiete años Joan Miró acabó sus estudios de comercio y entró a trabajar durante dos años como empleado en una droguería, hasta que una enfermedad le obligó a retirarse a una casa familiar en el pueblo de Montroig. Cuando regresó a Barcelona, ya tenía la firme resolución de ser pintor y aunque con reticencias, también contaba con el permiso paterno.

Muchos biógrafos afirman que en 1839, Julio Verne a los once años, se escapó de casa para ser grumete en un mercante que viajaba a India con la intención de comprar un collar de perlas para su prima Caroline (de quien estaba enamorado), pero su padre alcanzó el barco y bajó a Julio. Otros, con mayores argumentos, sostienen que era para escapar se la carrera de jurisprudencia que le estaba reservada al crecer.

En las aulas no se habla de creatividad más allá de las clases de artes plásticas o en el patio cuando los jóvenes curiosean entre series de televisión o filmes desde la patética “13 razones” a la épica “Juego de Tronos” incluyendo los videojuegos si el asalto de los móviles lo permite. Si se hiciera una breve lista de áreas en las que participa, de una o otra forma, la creatividad deberían mencionarse, así, en mayúsculas, a SOCIEDAD, POLÍTICA, ECONOMÍA, INGENIERÍA, TECNOLOGÍAS, CIENCIA, ARTES PLÁSTICAS, FOTOGRAFÍA, ARQUITECTURA, CINE, LITERATURA, MODA, COCINA, TEATRO, DANZA, MÚSICA, PERIODISMO, EDITORIAL, PUBLICIDAD, EDUCACIÓN / FORMACIÓN, RELACIONES PÚBLICAS ESCUELA / UNIVERSIDAD …
Si pudiéramos centrar los temas en los que  la CREATIVIDAD se mueve, gira y se fundamenta encontraríamos una larga lista de 50. Ustedes pueden apuntar otras tantas, posiblemente.
Si me permiten, mi lista (escrita más con el corazón que con la cabeza)…

1. LA GENERACIÓN DE IDEAS 2. LA INTUICIÓN 3. LA INSPIRACIÓN
4. EL EUREKA (EL DESCUBRIMIENTO) 5. LA TERCERA CULTURA 6. TRABAJO Y DISCIPLINA
7. LA BÚSQUEDA DE LAS IDEAS 8. EL BLOQUEO MENTAL 9. FRENOS Y OBSTRUCCIONES 10. LAS ASOCIACIONES DE IDEAS
11. EL BRAINSTORMING O EL PENSAMIENTO COMPARTIDO 12. UNA TÉCNICA PARA PRODUCIR IDEAS DE WEB YOUNG 13. DE POINCARÉ A ROBERT J STERNBERG. DE MANUELA ROMO A JOSE MARIA RICARTE. LOS TEÓRICOS DE LAS IDEAS
14. EL ÁMBITO O LOS GUARDIANES DE LA CREATIVIDAD 15. EL DOMINIO DEL CAMPO DE TRABAJO 16. LA MOTIVACIÓN INTRÍNSECA 17. LA HERENCIA GENÉTICA
18. LA PERSONA INDIVIDUAL Y EL TALENTO 19. PSICOLOGÍA DE LA CREATIVIDAD 20. LA INFANCIA COMO FUENTE definidora de la personalidad 21. LA CREATIVIDAD DESTRUCTIVA (LAS DICTADURAS O EL GOBIERNO DE LAS IDEAS)
22. Inventio, Dispositio, Elocutio, Memoria y Acción 23. LOS MAPAS MENTALES 24. LAS TEORÍAS DE CREATIVIDAD PUBLICITARIA 25. EL PENSAMIENTO LATERAL VS. EL PENSAMIENTO HORIZONTAL
26. LA SERENDIPIA 27. EL LENGUAJE, LA EXPRESIÓN 28. LA NEUROCIENCIA 29. LA ESCUELA, EL FRACASO DE LA CREATIVIDAD 30. LA VOCACIÓN, LA EXPERIENCIA 31. CREATIVIDAD Y EMPRESA
32. ORÍGENES DE LA CREATIVIDAD 33. LA CREATIVIDAD COMO BIEN DIVINO? 34. EL SER CREATIVO .. SE NACE O SE HACE EL CREATIVO? 35. EL ESTADO CREATIVO … INTERMITENTE O ESTABLE? (la actividad autotélica) 36. EL PRODUCTO CREATIVO
37. HERRAMIENTAS DE ANÁLISIS Y CONTROL DEL RESULTADO CREATIVO 38. LAS MENTES CREATIVAS. APORTACIONES DE HOWARD GARDNER 39. LA TEORÍA DE LOS DIEZ AÑOS DE GLADWELL & GARDNER
40. EL COEFICIENTE DE INTELIGENCIA 41. CREATIVIDAD VERSUS INTELIGENCIA 43. LAS INTELIGENCIAS de HOWARD GARDNER 43. DEPRESIÓN Y CREATIVIDAD 44. EL CASTIGO COMO REPRESIÓN 45. MODISMOS O FRASES HECHAS para culpabilizar a los soñadores 46. EL FLUIR (FLOW) EL TRABAJO DE Mihaly CZISCZENMIHALYI 47. CREATIVIDAD COMO VASOS COMUNICANTES Y TRANSVERSALES O EL EJERCICIO DEL POLIFACETISMO COMO LA MÁS BELLAS DE LAS ARTES. 48 LA METAFÍSICA DEL PODER CREATIVO 49. EL DESCALABRO DE LAS UNIVERSIDADES NO CREATIVAS. 50 FUTUROS ÓPTIMOS CREATIVOS O LA GANANCIA DEL TIEMPO….

Dicho lo cual como primera conclusión: para que nuestros hijos, nuestros adolescentes, los estudiantes lean más y mejor la primera de las soluciones es CREATIVIDAD APLICADA A PARTIR DE LOS 10-11 AÑOS.
La creatividad enriquecerá sus mentes, incrementará su sensibilidad (un valor en involución permanente) su propia identidad, su sentido de comunidad, sus ansias de viaje, de exploración propia y ajena,  el reconocimiento de las propias emociones, la expresión oral y escrita, el vocabulario y esa necesidad de asomarse a otros mundos, a otros personajes que alimentaran, desde entonces, su aventura vital.

IMAGEN: Diseño promocional propio

LOS JÓVENES NO NECESITAN LIBROS Y SÍ CREATIVIDAD (y ya los libros vendrán después)

Como la comunidad educativa está siempre de acuerdo con mis crónicas y todos los escritores se fueron ya de vacaciones (olvidando su espíritu crítico) voy a intentar, en una pura provocación, llamarles la atención para que, los unos y los otros, se sumen a un debate enriquecedor.
Esta crónica sigue, persigue o continua la anterior y añade más leño al fuego (crematorio) en el tándem tecnologías-jóvenes en un pentagrama de canciones que no suenan como deberían al que añadimos otro tándem rezagado que es ¡libros-educación! (lo que resulta una especie de abracadabra inverso donde se cierran todas las cuevas del saber).
En resumen, lo dicho: los jóvenes hiperconectados, especialmente entre los 11 y los 18 les dan la espalda a los libros.
Copio y pego del anterior post:

En conclusión, se trata de que la lectura sea un acto voluntario (más allá de las prescripciones educativas y de la lista de lecturas obligatorias) de disfrute y enriquecimiento consciente y que un libro lleve a otro.
¿Cómo aumentar el disfrute, sus emociones, su intensidad lectora, como animar a devorar libros sin que ello obstaculice su acceso a las tecnologías conviviendo ambas en una relación mucho más armónica? Cambiando su cerebro. Necesitando leer para disfrute y para beneficio personal.
La CLAVE: CREATIVIDAD PARA UN CEREBRO CREATIVO FELIZMENTE ANIMADO

Definiré en 7 puntos el por qué la lectura es un campo de batalla profesor-alumno donde gana el primero pero sin que el propio lector se haya presentado a la batalla o sin que aparezcan los cuerpos después del combate: simplemente porqué, insisto, ellos no estaban allí.
1. A algunos docentes no les importa matar lectores: debe ser uno muy cerrado o muy académico (que en ocasiones son sinónimos) para recomendar la lectura, en el mismo curso de “La regenta” de Clarín” y Don Quijote de la Mancha”. Pese a eso, mi hijo Aleix con 15 años sobrevivió a la afrenta y hoy es un destacado lector.
2. Si expulsáramos las lecturas obligatorias pocos leerían. Me atrevo a augurar que apenas un 10%. Tomen como fuente fiable mis experiencias en el aula con más de 400 visitas a escuelas donde mis libros son lectura obligatoria y mis charlas con el profesorado sobre lectura. Las prescripciones son necesarias porque de lo contrario no quedaría nadie al otro lado. Pero…
3. Muchos docentes realizan controles de lectura o exámenes sobre los libros lo que convierte a la aventura de leer en una caza despiadada, al libro en un libro de texto más, en una obligación escolar de la que deberá rendir cuentas. No tengo respuestas a cómo el profesorado debería acometer esa hazaña de “saber” que se ha leído. Les puedo adelantar una pequeña pista: a menudo frente a mis colas de estudiantes que piden su dedicatoria y su firma es algo que percibo de manera inmediata: basta con palpar el libro como lo haría un ciego para descubrir si ésta ha sido usado o no: en los no leídos el corte de la guillotina se mantiene intacto, la caja/tripa del libro sigue siendo la misma, sus hojas no han sido curvadas y huele a tinta encarcelada. No será un método científico pero a mí me empuja a ofrecer a los no lectores una mejor sonrisa e incluso una mejor dedicatoria a la espera de que me complazcan, lo abran, lo lean, lo adelanten o lo terminen. Pero habría que habilitar otras formas que el examen para descubrir a los lectores y a los mentirosos.
4. La diferencia entre los fórums escolares (o animaciones lectoras) entre alumnos de 8 a 11 años y los de “a partir de…” es que los escritores no acostumbramos a existir a pesar de que ocupemos la proa del aula: los más pequeños celebran como una fiesta tu llegada, comparten preguntas, se muestran más sorprendidos, divertidos; los mayores nunca preguntan, escuchan pero se diría que están en alguna otra parte. Quizás, ya adolescentes, son más comedidos en sus afirmaciones y quizás no esté de moda reírle las gracias a un escritor. O sencillamente, no les interesa (y eso que algunos de mis libros son de terror y asesinatos:).
5. La atención y la concentración que un libro reclama no funciona frente al orden tecnológico actual y al unísono: whats, redes sociales y sus múltiples likes, conversación familiar o algo parecido, ver televisión y quizás, también, almorzar o cenar. Es de lo que trata el ya célebre libro de Nicholas G. Carr “Superficiales: Que está haciendo Internet hizo con nuestras mentes” (Taurus, 2015).
6. De ahí que las campañas publicitarias para incentivar la lectura no sirvan para nada: los que ya leen seguirán leyendo, los que no lo hacen seguirán ausentes. Y es que la publicidad no puede cambiar hábitos y de eso estamos hablando, de hábitos lectores. Insistiré en otro post, con mayor profundidad, sobre la incentivación.
7. Algunas escuelas en Catalunya malinterpretando un decreto del olvidable conseller Ernest Maragall (hermano del ex president) aceptaron como ayudas a la compra de materiales complementarios a los libros literarios y los socializaron, hermosa y envenenada palabra lo que supone un duro trago para escritores que ya no visitan las aulas porque los editores ya no pueden pagarles. Uno de los hermosos beneficios de la lectura obligatoria: conocer al autor, departir con él de su libro sigue siendo uno de los mayores beneficios para el lector ahora privado en parte de ese lujo por políticas de escaparate. Así la biblioteca personal perdía su batalla (otra) y la escuela ganaba volúmenes que pasan de año en año, de mano en mano, hasta morir como viejos trapos de cocina aquellos libros bellos. ¿A quién le apetece un libro así?

Dicho lo cual insisto hasta la saciedad que el libro obligado no funciona (quizás solo entre un 10% de alumnos) y que el libro será útil como una medicina, instrumento de ayuda, fuente de sensibilidad y revolucionario tecnológico cuando acudan a él porqué lo necesitan, porque ahí encontraran las claves para conocerse/encontrarse a sí mismos, para resolver sus problemas ( Bruno Bettenheim tenía razón) como caudal de diversión interminable, regalo-promoción de buen vocabulario y palabras mejores ( los buenos lectores ligan más y mejor) y carta blanca para la mejor imaginación del reino. Porqué los libros, en suma, aumentan la creatividad y el goce de vivir.

Quizás llegó el momento de contar qué es creatividad y por qué es tan necesaria para todos. Pero como temo cansarles aplaco aquí mi cólera y les pido que continúen leyendo, el próximo día.

Gracias

Fotografía propia: alumnos de l’Escola Marià Manent de Premià de Dalt