Seleccionar página

¡Hola! esta vez no voy a hacer comentarios. Escuché a mi amigo hablando con sus padres  y me di cuenta de que empieza a saber más de la naturaleza humana que nosotros mismos. Esta vez va de sexo débil y sexo fuerte y otras majaderías inventadas por el ser humano.

Padremadre.
Hoy he descubierto que un hombre público es un hombre popular y que una mujer pública es una mujer que vende su cuerpo, que un zorro es un hombre muy avispado, ingenioso y una zorra una mujer que vende su cuerpo.  Que un lagarto es un hombre  hábil, pícaro  en los negocios. Una lagarta (que no una lagartija) es una prostituta. Que el sexo fuerte es el hombre y el sexo débil es la mujer que ya ha vendido su sexo antes dos veces y está cansada. Que un brujo es un hombre que hace magia y una bruja una mujer mala.
Y es que el lenguaje lo ha inventado el hombre para sentirse mejor y hacer sentir peor a la mujer. Por eso la mujer le ha dado la vuelta a la tortilla –y no es tortillera- cuando habla de un hombre calzonazos sin llevar bragas, de un medio hombre… sin faltarle medio cuerpo o un imbécil aun siéndolo.
Me dicen que eso es la guerra de sexos pero sin muertos sin guerra y sin sexo y no lo entiendo. Pero es que aquí la gente habla muy raro. Hoy he escuchado como un obrero de la construcción le gritaba a una chica “tía buena”. Y he esperado a que alguna chica le gritara lo mismo  a un chico, pero nada.  Lo primero es un macho para la sociedad. Lo segunda es una puta para la sociedad.   
El sexo salvaje no lo hacen los salvajes sino dos personas o más que gritan como salvajes a punto de quemar a una víctima en  la pira funeraria. Voy aprendiendo nuevas expresiones pero me lío, que no significa lo mismo que tener la picha hecha un lío, que no es lo mismo que retórcersela. Acabaré loco.
Tampoco entiendo lo del “sexo de los ángeles” ni “¿por qué hablan de amor cuando quieren decir sexo? ni encuentro en ningún lugar el “tercer sexo” porque si hay tercero igual hay cuatro y quinto, como los pisos. Hay un premio literario que se llama “la sonrisa vertical”. Y no entiendo por qué no puede haber un premio llamado “la sonrisa horizontal”. Estoy recopilando frases populares o sentencias o dichos  sobre el sexo que no es lo mismo que frases sexuales o “sexismos” que es de lo que más abunda. La que más “sexo, sexo, sexo” y el sexo mueve el mundo”.   Yo me muevgo por propulsión. A mi me trajo mi padre al mundo y viajo en nave espacial. Pero acabo de descubrir que soy virgen. Investigaré de los usos y costumbres del idioma
Conclusión: no hables de lo que no entiendas o haz el amor y no la guerra que tampoco no entiendo pero suena mejor.

 

Fotografía propia: promoción del libro “Vols fer el favor d’apujar-te els pantalons?” publicado por editorial Barcanova