Seleccionar página

HOLA

Hoy he pillado a mi  marciano favorito saliendo de casa en bañador. Le he preguntado si iba a la playa. Si me hubiera dicho  SÍ le habría preguntado por las playas nudistas que ya ha visitado y le hubiera dicho que podía ir desnudo pero me ha dicho que NO, que se iba a bañar a la fuente luminosa  y a cargar sus baterías. Creo que van a multarle…

Pero después ha llegado y se ha conectado con sus familia (debe ser un skype interespecial) y yo trascribo para intentar conocer algo más de su mundo como él del mío

Padremadre hoy he visitado la fuente que canta y baila.
Se la conoce como fuente luminosa y es un tres en uno: agua, luz y sinfonías. La inventó el ingeniero Carlos Buhigas una noche en que se aburría en la bañera y se dijo a si mismo: “vamos a animarlo un poco”.
La fuente es una atracción turística visitada por miles de mirones que sueñan con tener una bañera así en casa.
Hay otras fuentes en Barcelona: la de la Catedral donde un huevo baila encima de un chorro de agua o las fuentes donde en verano se baña la gente, la de Canaletas donde los equipos de futbol celebran sus victorias bañándose en champagne y la Font del Gat donde no hay agua ni gatos encerrados (oí eso y no sé qué significa) pero hay una canción: “baixant de la font del gat una noia, una noia, baixant de la font del gat una noia i un soldat…”
Una fuente es un largo chorro de agua y a todo el mundo le gustaría tener uno así. He aprendido que no es lo mismo que “chorradas” que son tonterías,  ni mi “churri” que es mi novia ni “mi churro” que es mi sexo ni “chorreo” que es un gasto. Porque el agua es agua aunque tenga luz y sonido y tres dimensiones y una fuente es una fuente con agua o sin ella
Dicen que para la Mercé, la Patrona de la ciudad, añaden fuegos artificiales, música y luz y bengalas a la fuente luminosa que es como un pastel de cumpleaños. Y no entiendo como se cocina todo eso. He pillado a un ladron de carteras metiéndome mano: sus falanges han quedado pegadas a mis partes y entonces , quien sabe si creyéndome mujer o transexual las feministas han salido en mi ayuda diciendo NO es NO y han acabado arrojándole a la fuente cuando sonaba Raffaella Carrà que daba su número de teléfono por si la quieren llamar: 53-53-456 lalalalalarà. Yo quería decirles que era yo quien  quería bañarme entre esos chorros tan potentes de colores que me recuerdan a los de mi nave cuando viaja y que no tenía número de teléfono.  Al final me he bañado en una fuente pequeña sin chorros ni espuma con un chico marroquí que se llama Hassan y que me ha ofrecido marijuana, que creo que es la marca de un jabón.
Bueno sigo informando de los extraños comportamientos humanos, dissecionando su extraña forma de ser. Hace días que no llueve. Volveré a bañarme en le fuente luminosa efervescente y pirotécnica cuando el sol apriete mis válvulas. A ver si consigo que mi amigo el escritor que me ha acogido se abra un poco y me acompañe a bañarme. Tengo pendiente una conversación con él. Observo que me observa y , pobre, no sabe  como “entablar” una conversación, que creo que significa, subirla encima de la tabla de la plancha  y dejarla bonita y sin arrugas. No sé si a él o a la conversación.
Felices noches.
 (Fotografías propias)

 

WhatsApp chat