Seleccionar página

Mi amigo el marciano se va el 30 de septiembre. No hemos cofraternizado mucho pero le echaré de menos. Sigue siendo un misterio.De hecho le he ofrecido quedarse hasta Navidad (no sabía qué era eso) pero me ha dicho que tenía que visitar otros planetas habitados.  Ahí ha salido mi lujuria: esa notícia podía hacerme rico. También he pensado en si venderle a la prensa, al zoo de Barcelona o a alguna productora  y ganar algo de dinero pero al final se ha impuesto el sentido común, que es el menos común. Así que les dejo con otra de sus retransmisiones. Le conté que ya estaba bien de hacer turismo por playas nudistas o por centros culturales. Que tenía que culturalizarse más. De hecho me lo llevé a la Diada del 11 de setembre y se me emocionó mucho con aquello de que “gran pueblo somos”. Quiso comprar postales de recuerdo pero le dije que solo podía comprar una camiseta. Y la compró. Después me dijo que pensaba visitar algun museo, el de Caixaforum donde había una exposición de sarcógafos y otra sobre cocinas en el Museo Picasso. Como Lena Pauls, la gran escritora de Reus ME DIJO QUE NO ME LA PERDIERA le mandé a él de avanzadilla. Creo que disfrutó sobremanera. Hoy se ha puesto a cocinar inspirado en Picasso pero ..un desastre. Ya les cuento estos últimos días juntos…

Hoy padremadre estoy muy contento. Había una cola muy larga para entrar en el museo Picasso. Yo he dado un salto y he entrado por la ventana. Pablo Picasso es un genio. Aun no entiendo como sin conoceros ha sido capaz de pintar vuestros retratos de manera tan exacta y realista. En las señoritas de Avignon, un cuadro de prostitutas reconozco perfectamente a la tía XYZVITRI a la prima XYZVITRA y a ti madre aún con cabello y más joven. Y a ti padre, en el Guernica con tu bocadillo del trabajo envuelto en papel de periódico. Y es que sois iguales. En su “Madre con hijo muerto” hasta yo me parezco. A la madre claro.
Fue cubista, surrealista y mujeriego. Pintó más de 2000 cuadros y tuvo más mujeres que cuadros. Sus mujeres pero no se exponen por estar muy repartidas. Su primera exposición fue a los trece años en Galicia y tuvo un periodo azul, otro rosa, uno verde y uno amarillo según el pie con que se levantaba hasta que murió a los 91 y lo vio todo negro. Sus cuadros han sido robados muchas veces y siempre recuperados. Los ladrones los devuelven diciendo que no se parecen a sus padres y a sus madres y que sus hijos dibujan mejor. Y es que Picasso fue un genio incomprendido hasta que comprendió que sólo el dinero le comprendía a Él. Esta noche os mandaré el cuadro vía satélite y por primera vez no será devuelto.
Ah bueno..quería comer en el museo pero me ha dicho que solo era para ver.  El 1899 Picasso empezó a frecuentar la taberna (hoy restaurante)  Quatre Gats, en el carrer de Montsió de Barcelona, Parece ser que no llevaba dinero y quería comer  y entonces el encargado le dijo “o a lavar platos” o a pintar. Así fue que Pere Romeu, el encargado de que nadie se fuera sin pagar le dijo que pintara el menú y el cartel del plato del día. El grafismo era de Ramon Casas, otro genio. Y así nació esta esposición que se come por los ojos.
Escribió algo que no entendí pero que suena bien : «ja no puc més d’aquest miracle que és no saber res en aquest
món i no haver après sinó a voler les coses i menjar-me-les vives
i escoltar el seu adeu»…
Besos picassianos desde Barcelona.