JURADOS VENDIDOS, AMIGOS, ENEMIGOS, TRAICIONADOS…EN LOS PREMIOS LITERARIOS

Bueno…señores… de momento ahí terminan las maldiciones de los premios que eran 6 pero que podían ser tantas como uno les encuentre los tres pies al gato, que tendrá siete vidas pero más maña que fuerza para hacer perrerías.
Y resumo otras indignidades de los premios, mayores o menores, pero que molestan…
1. Los jurados que no sirven para nada porque obedecen al pastor del rebaño y deben decír SI aunque sus corazones digan NO. Caso ejemplar: cuando Juan Marsé le entregó el Premio Planeta contra su voluntad a Maria de la Pau Janer

Añlo 2005- BARCELONA.- La polémica fue la protagonista de la 54ª edición del Premio Planeta. Los escritores Juan Marsé y Rosa Regàs, miembros del jurado, reprocharon a la ganadora, Maria de la Pau Janer, y al finalista, Jaime Bayly, la “insuficiente calidad literaria” de sus novelas. La autora mallorquina conquistó el galardón mejor dotado de las letras españolas -601.000 euros-, con ‘Pasiones romanas’, presentada bajo el título ‘Si fuera esta noche’, una obra ambientada entre Mallorca y Roma que firmó con el seudónimo de Camille Claudel. Janer, quien expresó su alegría por “ser la menos mala de las 10 finalistas”, tuvo que aguantar un auténtico aguacero cuando Marsé le espetó que la novela ganadora tiene como problema “el ritmo narrativo tan pormenorizado y tan meticuloso, que me empecé a impacientar” y ha criticado asimismo la “decantación hacia lo sentimental” que hay en el texto.

Eso nos llevaría a otras consideraciones… el hecho de que el Planeta, a pesar de sus 400 originales recibidos para cada convocatoria,  esté ya dado de antemano y, habitualmente a personas de cierta trayectoria o, directamente, autores de la casa.

2. Año 2003. Los jurados sorprendidos cuando se anuncia ya una novela, cuando aún no se ha hecho  público el premio... Fui testimonio del resbalón del crítico y amigo Isidor Cónsul (o del publicitario que le ayudó), al frente de la editorial Proa, a principios de siglo cuando cometió un desliz curioso e ininteligible: apareció un anuncio en prensa  (Sapiens)  anunciando la nueva novela “Les veus de Pamano” de Jaume Cabré que iba a ganar, tres días después, el Premi de novela Pin i Soler en Tarragona (¿demostrando que era voluntad del editor qué novela era la ganadora?). El desliz le costó a Isidor (yo estaba delante) pagarle a Cabré los 20.000 euros del premio que fue declarado desierto. Como resulta algo enredosa esta aseveración, les recomiendo la lectura del blog del excelente Joan Josep Isern

Una cultura de conflictes i embolics (Batalletes de l’arxiver, 7).

3. Amigos Jurados que, cada año se reúnen para entregar un nuevo premio. Nada hay de infiel en ellos o de indigno. Pero si un autor quiere mandar por segundo año su original a la nueva convocatoria del premio se encontrará con que ese jurado ya no va a leer su obra, si fue desclasificada o directamente rechazada en el curso del año anterior. Esto es lo que ocurre directamente con el Premi Folch i Torres de novela, al que añadiendo al librero Canosa, ganador del pasado año, repite jurado de amigos:

2015-  Muriel Villanueva, Paula Jarrín, Anna Guitart, Pep Molist i Luis Prats

2016- Muriel Villanueva, Paula Jarrín, Anna Guitart, Pep Molist i Oriol Canosa.

Sinceramente, no me gusta.  No solo el premio (que tuve el placer de ganar) se ha desvalorizado de los 7.000 a los 4.000 para el ganador (como adelanto de derechos de autor) sino que “esa cosa de amigos” no me parece juiciosa.

Para mayor tristeza, La Galera, en el pool editorial de Enciclopedia Catalana esta tardando demasiado en pagar a sus autores. Los derechos del año 2015, en vez de ser pagados en abril  se están pagando en noviembre, cuando ya muere el año. Y este año, parece ser que se repetirá la proeza. O, los autores no somos nada.  Habría otras indignidades a contar pero, sigo queriendo mucho a mi país y a las editoriales que en ella viven o sobreviven así que me permitirán que guarde para mí, otros descubrimientos poco elegantes.

Termino: si usted tiene más de 67 años… no se le ocurra ganar ningún premio o puede perder la jubilación.

4. ¿Escritor en España? Pues elija usted qué prefiere cobrar: la pensión por jubilación o los derechos de autor

La polémica saltó a la palestra pública cuando el Premio Cervantes  Antonio Gamoneda aseguró, hace ya una semana, que tendría que dejar de escribir en vista de que la nueva reforma de pensiones le prohíbe cobrar a la vez su jubilación y los derechos de autor. Desde 2013 más de una docena de autores se han visto atrapados en esta disyuntiva

“Un escritor debe renunciar al cobro de su pensión si sus ingresos profesionales superan el salario mínimo anual (9.172,80 euros). Eso abarca charlas, premios y conferencias y por supuesto derechos de autor, incluyendo el de las obras escritas antes de jubilarse.  No son pocos los afectados por la reforma. Los premios Cervantes José Caballero Bonald o Antonio Gamoneda y también Eduardo Mendoza, Javier Reverte, Forges figuran en la lista de quienes se han visto obligados a pagar multas de hasta 30.000 euros por el cobro simultáneo de la jubilación y los derechos de autor, algo que podía hacerse desde 1998 y que la reforma de Fátima Báñez penaliza hasta con cuatro años de pensión en caso de que incurran en esta supuesta infracción”.

La sangría del autor en una España vencida por el PP,  es otro de los caballos de batalla en los que pobre el escritor tiene las de perder.  Mejor que deje de escribir y  se apunte a cualquier partido político: su vejez quedará asegurada (e incluso, blindada) tras los escasos réditos y el fracaso de la creatividad. Se dice que  el nuevo Estatuto del Autor y el Artista observará esas inequidades e  inquinas.

Sobran conclusiones, en esta larga lista de artículos (y silenciamos otras fantochadas) sobre los premios literarios, bellos por fuera pero roídos por dentro y sin que nada ni nadie luche para que se haga la luz, para darle al César lo que es del César, y para darle a Dios, lo que es de Dios cuando, en el sombrío paisaje de la literatura, uno ya no sabe quien es César y quien es Dios.

O la ficción supera siempre a la vida.

(en http://www.vozpopuli.com/altavoz/cultura/Literatura-Premio_Cervantes-Pensiones-Jubilacion-pensiones-escritores_0_882511802.html)

Fotografía propia en taller de Marionetas con Petr Forman en Santander (2010)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *