EL GUARDIÁN DEL ALGARROBICO

 

 

Vamos a hablar de teatro y de teatro del bueno y de actores y de los buenos. El Guardián del Algarrobico estuvo en Madrid y ahora llega a Barcelona. Asistimos al estreno de esta fábula post-capitalista, de una reflexión de lo que quedó de la España del ladrillo que escribe Roberto Villar, dirige Nacho Hevia e interpreta Julio Alonso en Porta 4 en Barcelona.

 

 

 

El capitalismo desarrolla un fenómeno inédito: el proletariado moderno, es formalmente libre pero, contradictoriamente, es la clase productora más insegura en términos laborales.
Pablo Heller (Incertidumbre y capitalismo (Revista Topia, abril 2018)

Todos daban por cerrado el destino del hotel aferrado como un empaste blanco a la dentadura montañosa del cabo de Gata: 65.000 metros cúbicos de hormigón para rellenar los cerros vaciados por excavadoras. El derrotero judicial hacía presumir que el Algarrobico saltaría por los aires el día que el último recurso se resolviese, pero un inesperado fallo a favor de la constructora Azata parece que puede guiar el hotel a la salvación. Incluso para los más críticos con esta sentencia, los tribunales han tenido la virtud de recordar que, a pesar de que hacía años que las Administraciones solo hablaban del Algarrobico para fijar la estrategia de derribo, jueces y políticos han ido sucediéndose y la mole resiste en la playa con los ojos entornados frente al sol. Decenas de sentencias, cuatro ministros de Medio Ambiente, tres presidentes de la Junta de Andalucía, dos alcaldes de Carboneras… Todo pasa, menos el Algarrobico.
En un país asomado al abismo del ladrillo, el Algarrobico se erigió para ecologistas y Administraciones en el modelo de lo que había que evitar.
(La mole indestructible, El País, 30 marzo 2014)

Y en esa mole de 25 pisos de altura, un hotel fantasma que haría las delicias de Jack Nicholson en “El resplandor” sobrevive Miguel, el guardián sesentón que se pregunta, cada día, sobre el futuro del Algarrobico y con él, el de su misma persona. Comparte sus desengaños y sus esperanzas por espectadores imaginarios y un perro, Sebastián, que le alivia de sus soledades. La obra escrita por Villar y dirigida Nacho Hevia  es un espléndido monólogo, que se diría diálogo entre personajes, sobre ecologismo, corrupción política y empresarial, el boom inmobiliario del ladrillo, las instituciones y gobiernos desnortados y sobre todo, en ese rugido de la marabunta de la vida, sobre la supervivencia del guardián de la nada, un ninguno, un midundi abandonado por la constructora para evitar okupas y ecologistas que ya marcaron con su grafiti un “Ilegal”.
En esos sesenta minutos veloces de representación a uno se le van, definitivamente, las ínfulas de ser actor cuando descubre la fisicidad, la entrega de Julio Alonso, ese actor que como el Algarrobico espera aún (y a pesar de sus múltiples intervenciones) que alguien descubra un talento gigante que no para de crecer. Desde el magnífico Rachid, ese estudiante marroquí a Miguel hay toda una construcción de personaje que a nadie puede dejarle indiferente: Alonso baila, ríe, llora y encarna, con gran hilaridad del público, a esa mujer impuntual que siempre llega tarde, a una madre ausente, al narrador omnisciente y al guardián de la nada que juega con su perro y espera a Teresa para hacerle el amor. Alonso se desdobla y llena el escenario como si en vez de uno hubiera cuatro o cinco Alonsos a la vez.
Esa fisicidad, ese llenar el escenario que a mí me recuerda al mejor Echanove de El verdugo y un talento -Julio debería lanzarse al dominio del catalán- que debería llevarle a un TNT o al Teatro Clásico español donde igual cose a Moliére que a Shakespeare son las bazas fundamentales de su actuación.

Uno, como siempre, echa de menos, una mejor producción, (ojo, Fundación Inquietarte) mayor inversión en un espectáculo en el que se nos invita a contemplar el mar (estamos en la bellísima Cabo de Gata) y acaba echando uno un reojo al proyector esperando una proyección de atardeceres, de arenas doradas,  de nudistas al sol que nunca llegan quizás para subrayar lo post-apocalíptico del lugar, de la soledad de a quien solo le queda imaginación para sobrevivir.

Y eso le lleva a uno a pensar que Julio Alonso y su equipo debería llevar esa historia  del Algarrobico a la gran pantalla en un mediometraje que levantaría ampollas y desahucios de consciencias (una metáfora baladí cuando a la mayoría de políticos se les secó la consciencia). Uno se imagina al guardián entre sombras de clientes que nunca llegarán, de albañiles y de empresarios y ecologistas mientras ruge en su soledad mal llevada a que pase algo y lo que pase que sea bueno entre habitaciones y cocinas y salas de juego y bares que nunca fueron.

“El guardián…” es una obra que hay que ver por un inconmensurable Alonso, por lo que cuenta que se erige en una denuncia de la falta de futuro, hoy, de un país, España que sigue mirando su ombligo entre ofertas falsas de bienestar y en donde dice “piso ideal parejas” léase “cuchitril sin ventanas”, donde políticos avestruces esconden su cabeza y su tartamudez y se pasan la pelota en un chapapote que nos humilla y nos ensucia.

De ahí que “el guardián del Algarrobico”, como el guardián del faro se convierta en un espejo quebrado de esa gran vergüenza en que se convirtió España. Y nos lo cuenta el eslabón más débil de la sociedad mientras escupe su rabia contra verdes o azules que prometieron un Estado de derecho, un  estado del bienestar en mal estado permanente, ya caduco.  La rabia del guardian debería ser nuestra rabia y nuestra frustración contra aquellos que levantaron aeropuertos fantasmas, estaciones de trenes veloces donde nadie espera, a los que expulsaron de sus casas a eslabones aún más débiles amparándose en su presbícia o su ceguera  (será por eso que llevan gafas de sol oscuras) y aún así siguen dándoselas de grandes cuado sus corazones  son infinitesimalmente más pequeños que el del fiel y noble guardián y sus delirios más certeros que los de los otros.

Su grito, sí, debería ser el nuestro.

 

La obra se representa este domingo a las 18’00 h y el próximo sábado a las 19’00 h. en Porta 6 (barrio de Gracia en Barcelona)

 

Foto de Francisco Bonilla (El País)

Teatro Porta 4 en Barcelona

E.BENAVENT & L.GONU, PORNOGRAFÍA ADOLESCENTE

Elisabet Benavente, Paula Gonu, Dulceida son las youtuber de moda seguidas por millones cuyos únicos talentos son convencer a sus seguidores que ellas son lo más, lo in, que el mundo les pertenece, que son bellas, millonarias y que tienen una historia fantástica que contarles, aunque no la hayan escrito ellas.
Lo que no saben los padres despistados es que, Benavent muy especialmente vende pornografía escondida en novela romántica. De hecho las editoriales están haciendo su agosto escondiendo, sin cinismo y sin verguenza, qué es lo que hay, verdaderamente, en esas novelas dirigidas a “personas guapas” como reza el corazón de la contraportada: churrería sentimental, que diría el sabio Merlí como ya llamó, en uno de los capítulos de la serie de Tv3 a Federico Moccia y a sus novelitas adolescentes.

Todo empezó hace ya un año cuando acercándome a la librería Galatea de Reus asístí, atónito, a una larga cola de adolescentes acompañadas de sus padres. Ellas y ellos esperaban un dedicatoria de Elisabet Benavent a quien desconocía y que firmaba ejemplares de “la magia de ser nosotros” o algo así.  Idéntico espectáculo se repetía la tarde de Sant Jordi 2018  en Barcelona en una cola con más de 500 personas rodeando el edificio de la FNAC Triangle. En ese caso era la desconocida Laura Gonu que firmaba un libro (¿debería llamarse libro a eso? ) youtuber e instagramer que firmaba su diario/novela.

Hace solo unos días me acerqué a la Fnac para consultar tanto este libro como el de Benavent e intentar entender el por qué de esos fenómenos de ventas.

Pero ya el muchacho que me atendía me dijo. . ¿pero sabe usted que Laura Gonu no escribió su libro, no? No sabia de ella ni de sus negros. En todo caso abrí al azar su libro. Y me encontré con ese texto ante el que el mismo Dostoievsky podía palidecer. De hecho incluso Boris Pasternak, el autor de Doctor Zhivago debería devolver su premio Nobel de literatura.

Me acordé´de una amiga mía de Miami,  Malú, que me preguntaba ¿Por qué en las novelas nunca aparecen los personajes defecando, orinando o vomitando? a lo que yo respondía porque eso no es literario, ni hermoso, es cotidiano, insubstancial en la historia . Bueno, tenía que llegar Gonu para desmontarme los argumentos, por que ella si lo ha convertido en literatura. ¡Aplaudan, por favor! (¿qué diria Nabokov, el autor de la extraordinaria “Lolita”?)

La prueba de las heces seguía sin poder hacerse porque cada vez que olía a comida me entraban nausias y cuando comí algo tenía que levantarme para ir corriendo al baño agacharme frente a la taza del váter.

-Vamos a ver Paula, come ya de una maldita vez , ve al baño. pídele al universo que te ayude. Estuve comiendo tostadas de pan de molde dos cada mañana durante 3 días. Aguantaba las náuseas cómo podía y evitaba vomitar a toda costa y… tachán tirée de la cadena y guardé aquello em un frasco de plástico. De verdad nunca había mirado eso con tanta felicidad esa última prueba.

Fue mi salvación...

A Benavent, la betacoqueta, le ocure algo peor. Se dedica a la pornografía en papel y a la sentimental. O lean este fragmento, elegido, simplemente al abrir uno de sus libros, el de “la magia de ser nosotros” Es otro de esos casos de alguien que se autoedita , arrasa y es contratada por una editorial para seguir calentando al personal con su escatología verbal.

Tenía las manos llenas de mechones de cabello pelirrojo que se desbordaban de entre sus dedos cayendo en cascada. Tenía la boca llena de lengua húmeda y ocupada en controlar los gemidos. Tenía sobre el pecho dos tetas calientes y una mano pequeña y juguetona abriéndole la bragueta. No le importaba un poco de pintalabios fucsia manchandole la cara. Ni el cuello. Ni la camisa.
Toco en húmedo y metió un dedo haciendo que ella se arqueara encima de él contoneándose pidiendo más. No quería escucharla hablar solo que siguiera moviendo la mano mientras el hacía lo mismo. Sofocó los jadeos de ella con su propia boca y se dio cuenta de que estaba en un lugar muy pequeño y muy oscuro y recordó que nadie debía escucharlos. Quería desnudarla del todo, tumbarse encima de ella y hacer que se corriera a golpe de cadera pero allí no podían así que con las bocas pegadas aspirando aire ya respirado siguieron tocandose hasta que él sintió que llegaba.

Creo que a algunos padres deberían quitarles el carnet de padres.  Ellos se sienten contentos, “guays” de acompañar a su niña (¿dónde estarán los niños?) de trece o catorce años , de sentirse complacidos en “hacer cultura” en mostrar su parte más amable, condescendiente, paternal/maternal, en mostrarse progresistas modernos, amigos de sus hijas (craso error)  y comprarles libros de los que no tienen ni quieren tener ni idea.  Lo de recomendar libros es cosa de la escuela, creen, no de los padres, así que cuando la hija toma una decisión significa que ya es libre y  crecida y que junto a un tarro de belleza puede comprar y debe comprar un libro de una starlet de la que le habrán hablado sus hijas con lágrimas en los ojos. “Sí, lo quiero”! De hecho la mayoría de padres no se enteran de nada, ni quieren enterarse de que sus hijas inmaculadas consumen pornografía, vestida de literatura, ataviada de falso romanticismo.

Yo feliz si quieren comprarle esos libros

que deberían leer también ellos. Porque alguien escribió “Nunca deberías regalar a un niño un libro que vosotros no querríais leer”. Bingo por quien escribiera/escribiese eso.

Me dirá algún padre pero si en la escuela están leyendo la historia de una alcahueta llamada Celestina. Eso sí es pornografía. Pero les responderé que en  los amores de Calixto y Melibea hay más literatura que en una sola coma de estas escritoras que escriben detergente barato  para lavar neuronas caras que son las que tenemos . Y los que me sigan ya sabrán qué es literatura: toda historia que puede ser releída varias veces porque lo que importa no es lo que dice si no cómo lo dice. Leer dos veces alguno de esos libros provocaría un ataque al corazón o, por lo menos, a la consciencia, quien la tenga.

Uno abre el debate siempre pero pocos siguen el juego. Así que espero que el millon setecientas mil seguidoras de la  Gonu me digan  antes mi acusación de pornografía  que soy un escritor envidioso, de mierda, y que nunca me leerán. Y yo les responderé que  la caterva, perdón, la caverna, perdón la multitud  como diria Ortega y Gasset o el gran Elas Canetti (no son marca de comida para perros ni uno ni el otro) que, las masa políticas, deportivas y beligerantes  responden a metas concretas y visibles del futuro inmediato, y consiguientemente son de carácter más fugaz….. O sea que en un año ese libro no existirá, ni en cinco o diez la autora y que ellas olvidaran ese libro  y que okk que no me lean. Y que yo nunca olvidaré a Dickens, a Auster, a Nabokov, a Bocaccio. En mis tiempos de niño los libros prohibidos eran El decameron o Las mil y una noches y que eso sí es literatura. Que me olviden, ellas y que eligan a los grandes. cuya literatura sigue viviendo por encima de modas y tendencias y de influencers e incluso de ellas mismas, de nosotros mismos. Y que esa es la única y verdadera  magia.

Pdta Nota de canetti: La masa siempre quiere crecer: no existe ningún límite preestablecido…En el interior de la masa siempre reina la igualdad, ama la densidad y necesita una dirección

 

 

 

 

YA SE FUE SANT JORDI (…y mejor que no vuelva)

Ya pasó el dia mundial del libro, Sant Jordi, el patrón de Catalunya, Aragón, Portugal, Gales …. Y con ese titular atrevido que busca la provocación y el debate muchos editores, estrellas (falsas)  del libro , editores, pseudoescritores mediáticos, influencers engreídos, youtubers ansiosos querrían devolverme  al tiempo de la inquisición y quemarme en la hoguerra  (donde queman los errores de la naturaleza) . Pero es que todo el mundo sabe (o casi) que Sant Jordi es un mercado de venta al por mayor donde no interesa nada la literatura y sí  los best-sellers, los horror-sellers, los influencers-sellers y toda la porquería que los advenedizos sean capaces de generar. Sant Jordi 2o18 se fue y si ha de seguir así,  mejor que no vuelva.

Me explico : aquellos que compran literatura  la compran todo el año. Y algunos no compramos por Sant Jordi porque el descuento, en la librería de confianza, ya nos lo dan apenas asomamos por su puerta. Los que siguen la tradición de comprar rosa y libro compran lo que sea para cumplir con su costumbre. Y ese lo que sea no tiene por que ser leído. Normalmente porque alguna cara conocida está firmando su libro o porque, la publicidad les dirá que es el libro que hay que tener. Entonces uno revisa el Sant Jordi en Catalunya y le entran náuseas.

María Dueñas escribe horrorosamente mal. De hecho sus detractores podían mandarle sus críticas y comentarios hasta que algun jefazo editorial decidió bloquearlos.  Lo mismo con Martí Gironell ( en 8 paradas), que de pasar de dar las notícias del tráfico en TV3 ha pasado a dirigir el tránsito de lectores . Y algo debe pasar en este país, culturalmente hablando cuando Martí Gironell le gana a  Jo sóc aquell que va matar Franco, Joan-Lluís Lluís (Proa) un libro infinitamente superior  o  La novel·la de Sant Jordi, Màrius Serra i Roig donde un escritor decide quitar de enmedio a todos los escritores que sobran y pululan con sus  falsas grandezas por Sant Jordi.

Y quien triunfa aquí en Sant Jordi:? colas tupidas y kilométricas (a cuanto el kilo) frente a la youtuber con 1.700.000 seguidores que es Paula Gonu, hordas de adolescentes descosidas y sus papás que no saben ni qué van a comprar. A algunos deberían quitarles los carnets de padre. Si le echan un vistazo a su instagram descubrirán que esta señorita no ha hecho nada más para merecerse sus seguidores  que mostrarse con poca ropa, exponer su culo prominente y darse besos con su novio en playas de postal. ¿Y ese es el modelo a seguir por el hatajo de desinformados que le ríen sus gracias y que mueren por una sonrisa de la divina? No anda muy lejos de la Elisabeth Benavente , otras de las influencers  (por favor, déjenme apearme)  de la que ya hablé en otro post  y que merecería el premio a la que peor escribe.

Dejemos claro, a estas alturas, qué es literatura y qué es detergente. Lo primero…aquel libro donde cuenta más el cómo que el qué, o sea donde la forma, la manera de decir las cosas está por encima de la historia,  cuando el libro aúna tal belleza que permite ser leído varias veces. Del detergente que lava ropa sucia, del papel higiénico envuento en un buen packaging  solo ha que pasearse  uno por sant Jordi.

Los autores de literatura ese día apenas firmamos libros. Recuerdo hace algunos años firmar 4 ejemplares del Libro del Apocalipsis editado por Barcanova mientas a mi lado Federico Moccia , el churrero sentimental (en palabras de Merlí, el filósofo de Tv3) se hartaba de firmar libros,. Y cuantos más libros firmaba más puentes se hundían en Europa, puentes cargados de candados colocados por los enamorados que sentenciaban asi su amor/esclavitud despues de arrojar, para siempre, la llavecita, al río, una idea promovida, creo, en “a tres metros sobre el cielo/ o bajo tierra· que ya no recuerdo muy bien el título.

Aparte de los falsos escritores cuyos libros no tendrán vida más allá de Sant Jordi, encontramos tambien a aquells que quienes menos se les espera: a los políticos. La noticia tenía ese titular:

Los libreros acusan a los políticos de copar los mejores sitios de Sant Jordi

El vicepresidente del Gremi de Llibreters de Catalunya, Pere Fàbregues, ha lamentado este jueves que los partidos políticos cogen los mejores puestos del centro de la ciudad para hacer propaganda en la Diada de Sant Jordi, “como si no tuvieran más días” al año.

El ayuntamiento de Barcelona en una muestra de inteligencia extraordinaria  quiso evitar la saturación de librerías y editoriales abriendo calles como Consell de Cent, un pasadizo de salida  por donde no paseaba nadie. Y alli debían estar Pagés editores (que no apareció) libros del Renacimiento, Voces Públicas, mi pequeña editorial (vendimos 18 libros en todo el día)y alguna otra mientras, eso sí, los partidos políticos ocupaban las mejores posiciones en un día de amor al libro y  no a la política

Había trescientos escritores firmando (por cierto en la lista de El periódico aparecían pocos escritores de literatura infantil y juvenil quizás esperando a aque crezcan y se dediquen a cosa serias). Pero solo aquellos que aparecen por televisión (Pilar Rahola fue recibida entre aplausos) Boris Izaguirre, Laura Escanes (en la polémica de si fue ella quien lo escribió o su pareja Risto Mejilla tan borde como siempre en su papel 24 horas… dejaron sus manos en el intento de quien puede firmar más en menos tiempo.

Señores, tampoco hay un blanco y negro.  No estaba allí si no esperando a que  alguien quisiera firmar mi libro . Y desearía que Aramburu  y Marías y la poeta y amiga Patricia Benito o Alejandro Palomas  se hubieran hartado de firmar sus magníficos  libros…

Habría que añadir, en ese desasosiego, que como decía el gran dramaturgo y amigo Josep Maria Miró… ¿cómo los intelectuales de izquierda siguen tan callados en todo el procés catalán? y yo añado ¿ y cómo, después de darnos sus espaldas al país, despues de negarnos su comprensión y, escondernos su opinión, vienen a pasearse con sus colas resplandecientes de pavo real  entre una fiesta tan nuestra a recoger las dádivas que ellos nos negaron? Catalunya es tierra de acogida y nos complace recibirles como a hermanos pero como alguien dijo en cierta ocasión eso de ir por el mundo “amb el lliri a la mà”  que significa  confiar en todo el mundo, sin malas intenciones a veces puede darnos una mala digestión. Pero ese es otro tema y comprenderán que con tanto, ya basta.

Y termino: que pena que ya Interviu desapareció. Ahora mismo  me estaba planteando desnudarme en el gran poster central con miras al Día del Libro para reventar el mercado. Claro que, pasados los 50, quizás uno logre el efecto contrario. Y en ese caso  tampoco andaría mejor que cualquier escritor que espera sentado en la confianza de que quede alguien que aún ame la Literatura.

 

Retrato  hecho por los alumnos del Institut d’Estudis Fotogràfics de Catalunya el día de Sant Jordi

 

LOS 10 CONSEJOS DE ROSANA ANDREU PARA HACER LECTORES

ELS DEU CONSELLS DE ROSANA ANDREU PER FER LECTORS. ARTICLE EN CATALÀ (a continuación en CASTELLANO)

Rosana Andreu és escriptora i bibliotecària i una dona esportista que ha fet de la bicicleta una manera de veure món. El mateix afany que té per fer quilòmetros el té en fer lectors. A la velocitat de la primera hi contraposa la paciència i l’equilibri de la segona
Ella és la primera de les nostres convidades que ens desvetlla com fer lectors,  especialment a l’àmbit infantil i juvenil,  com animar-los a pujar al carro de la lectura i a no baixar-hi per tal d’arribar molt lluny fins a paisatges que mai no haguessin pogut imaginar. Des del club de lectors  a Cambrils  (Baix Camp) que dirigeix i l’experiència acumulada, ara també com a escriptora, crec que té el bagatge suficient com per sorprendre’ns i ajudar-nos a sumar lectors.

Rosana Andreu ens confessa: “Quan explico als pares què faig al club de lectura els dic que la meva intenció és aconseguir que els nens tinguin capacitat per a triar-se ells mateixos els llibres, defugint les típiques col·leccions que fan que vagin “a allò ja determinat”, i que “perdin” una mica de temps per a triar basant-se en l’observació del llibre a partir d’autor, coberta, sinopsi…És a dir, intento que aconsegueixin autonomia i criteri per a decidir per ells mateixos.

Com ho faig?

1.En primer lloc defugint de les col·leccions i triar els llibres per la seva “individualitat”, com a elements “individuals”.

2.Llegint de manera dramatitzada algun fragment. Hi ha fragments, per exemple de Roald Dahl, que no fallen mai.  O llegint fragments sense acabar (deixant la intriga)…

3 .Triant autors clàssics i nous, alternativament.  Si són autors clàssics, presento la resta de les seves obres. Si són autors més nous, que no tenen tan recorregut, a part de la resta de les seves obres, trio obres relacionades temàticament. Si llegim El terrible Guillem, de  Richmal Crompton, els ensenyo altres llibres de nens entremaliats. En el d’aquests autors, si puc, miro d’establir algun vincle o contacte del tipus gravar un video i enviar a l’autor per tal de veure si aconseguim feedback, alguna entrada al bloc. De vegades fins i tot he enviat missatges a autors estrangers…

4. Moltes vegades preparo informació “no literària”. Per exemple, busquem localitzacions on passa l’acció del llibre. En el cas de Estimada Theo, d’Anne Vantal que té lloc a a Grècia, vam localitzar Grècia als mapes, vaig explicar històries de mitologia, i vaig ensenyar l’alfabet grec. Finalment vam fer un punt de llibre amb el nom de cada infant lector en alfabet grec.

5. Quan ve un autor a visitar-nos intento cuidar aquesta visita d’alguna manera. En primer lloc sempre demano que es comprin els llibres de l’autor i que  quedi content / sorprés.

6. Una qüestió bàsica, per a mi, és la de RELACIONAR CONCEPTES. Qualsevol cosa que em crida l’atenció del dia a dia, ja sigui una conversa, un article de diari, un llibre, i es pot relacionar amb el que estem llegint, sempre ho vinculo d’alguna manera.

7. Emprant tècniques del pedagog italià  Gianni Rodari , el pare del binomi fantàstic i de la gramàtica de la fantasia. El darrer dia, parlant de Pippi Calzaslargas  d’Astrid Lindgren, vaig llençar una bateria de preguntes tipus: i  si Pippi en lloc de ser una nena fos un nen, què passaria? I si Pippi es fes adulta? I si…. . També de vegades inventem finals alternatius a algun capítol.

8. Llegint altres gèneres narratius. M’agrada incloure poesia, còmic i parlar de llibres de coneixements també.

9 .Experimentant coses dels llibres: quan vam llegir La meravellosa medecina d’en Jordi del Roald Dahl, vaig portar pots de vidre i diverses potingues per tal que cada nen creés la seva pròpia medecina (vinagre, oli, sucre, farina, detergent…), això barrejat amb pastilles efervescents… va crear una mescla demoníaca, i els nens s’ho van passar d’allò més bé. Quan vam llegir Pet de llop de Pep Molist vaig preparar diversos pots d’olors diversos tancats : els nens havien d’endevinar a cegues!

10.Animar els nens a que portin les lectures que tinguin per casa, quan en compren per Sant Jordi o Nadal i Reis, les lectures que són les seves preferides (encara que siguin de quan eren petits), que parlin de qualsevol lectura que estiguin fent, encara que no sigui la que fem al club.

I moltes més.  Però sempre sense deixar de banda que allò realment important és la lectura i compartir quines sensacions ens ha provocat, i compartir-les entre tots. Intentar transmetre el que a mi m’emociona de cada llibre, de manera entusiasta. Ah! i també és important ESCOLTAR. Jo no sóc la que tinc la paella pel mànec, sinó que estic alli per tal de guiar la sessió i escoltar el que ells tinguin a dir.  El temps i l’experiència m’han donat la capacitat cada cop de relacionar més coses, i en una mateixa sessió puc llegir fragments de llibres, explicar arguments de llibres d’adults, cantar cançons, explicar contes, parlar d’art… tot relacionat amb la lectura que estiguem fent (o no), perquè les converses són fluïdes, i si estem parlant d’una cosa i un nen enceta una conversa de quelcom que li ha passat pel cap, doncs benvinguda sigui…

 

ARTÍCULO EN CASTELLANO 

Rosana Andreu es escritora y bibliotecaria y una mujer deportista que ha hecho de la bicicleta una manera de ver mundo. El mismo afán que tiene para hacer kilòmetros lo tiene para hacer lectores. A la velocidad de la primera contrapone la paciencia y el equilibrio de la segunda
Ella es la primera de nuestras invitadas que nos desvela como ganar lectores, especialmente en el ámbito infantil y juvenil, como animarlos a subir al carro de la lectura y a no bajarse para llegar muy lejos hasta paisajes que nunca hubieran podido imaginar. Desde el club de lectores que dirige  en Cambrils (comarcas de Tarragona en Catalunya) la experiencia acumulada, ahora también como escritora, creo que tiene el bagaje suficiente como por sorprendernos y ayudarnos a ganar lectores, especialmente en el ámbito infantil y juvenil.

Rosana Andreu nos confiesa: “Cuando explico a los padres qué hago en el club de lectura les cuento que mi intención es conseguir que los niños tengan capacidad para elegir ellos mismos los libros, rehuyendo las típicas colecciones que hacen que vayan “a tiro fijo”, y que “pierdan” un poco de tiempo para elegir basándose en la observación del libro a partir de autor, cubierta, sinopsis…Es decir, intento que consigan autonomía y criterio para decidir por ellos mismos.

¿Cómo lo hago?

1. En primer lugar rehuyendo de las colecciones y elegir los libros por su “individualidad”, como elementos “individuales”.

2.Leyendo de manera dramatizada algún fragmento. Hay fragmentos, por ejemplo de Roald Dahl, que no fallan nunca.  O leyendo fragmentos sin acabar (dejando la intriga)…

3. Eligiendo autores clásicos y nuevos, alternativamente.  Si son autores clásicos, presento el resto de sus obras. Si son autores más nuevos, que no tienen tanto recorrido, aparte del resto de sus obras, elijo obras relacionadas temáticamente. Si leemos  Las aventuras de Guillermo el terrible de Richmal Crompton, les muestro otros libros de niños traviesos (como Miguel el travieso de Lindgren ). Si puedo, miro de establecer algún vínculo o contacto del tipo “grabar un video” y mandárselo al autor para ver si conseguimos feedback, alguna entrada en el blog. A veces incluso he enviado mensajes a autores extranjeros…

4. Muchas veces preparo información “no literaria”. Por ejemplo, buscamos localizaciones donde pasa la acción del libro. En el caso de Querida Theo, de Anne Vantal que transcurre en Grecia, localizamos Grecia en los mapas, contamos historias de mitología, e incluso compartimos el alfabeto griego. Finalmente construimos un punto de libro con el nombre de cada niño en alfabeto griego.

5. Cuando viene un autor a visitarnos intento cuidar esta visita de alguna manera. En primer lugar siempre pido que se compren los libros del autor y que  quede contento / sorprendido.

6. Una cuestión básica, para mí, es la de RELACIONAR CONCEPTOS. Cualquier cosa que me llama la atención del día a día, ya sea una conversación, un artículo de periódico, un libro, y que se puede relacionar con el que estamos leyendo, siempre lo vinculo de alguna manera.

7. Empleando técnicas del pedagogo italiano  Gianni Rodari , el padre del binomio fantástico y de la gramática de la fantasía. El último día, hablando de Pippi Calzaslargas de Astrid Lindgren , hice una batería de preguntas tipo: ¿y Si Pippi en vez de ser una niña fuera un niño, que pasaría? ¿Y si Pippi se hiciera adulta? Y Sí…. . También a veces inventamos finales alternativos a algún capítulo.

8. Leyendo otros géneros narrativos. Me gusta incluir poesía, cómico y hablar de libros de conocimientos también.

9 .Experimentando cosas de los libros: cuando leímos La maravillosa medicina de  Jordi, de Roald Dahl  traje botes de vidrio y varios mejunjes para que cada niño creara su propia medicina(vinagre, aceite, azúcar, harina, detergente…), esto mezclado con pastillas efervescentes… creó una mezcla demoníaca, y los niños se lo pasaron a las mil maravillas. Cuando leímos Pet de llop de Pep Molist  preparé varios botes de olores diversos cerrados  que los niños debían adivinar a ciegas.

10.Animar los niños a que traigan las lecturas que tengan por casa, cuando compran por Sant Jordi o Navidad y Reyes, las lecturas que son sus preferidas (aunque sean de cuando eran pequeños), que hablen de cualquier lectura que estén haciendo, aunque no sea la que hagamos al club.

Y muchas más.  Pero siempre sin dejar de banda que lo realmente importante es la lectura y compartir qué sensaciones nos ha provocado, y compartirlas entre todos. Intentar transmitir el que a mí me emociona de cada libro, de manera entusiasta. Ah! y también es importante ESCUCHAR. Yo no soy la que tengo la sartén por el mango, sino que estoy allí para guiar la sesión y escuchar el que ellos tengan a decir.  El tiempo y la experiencia me han dado la capacidad cada vez de relacionar más cosas, y en una misma sesión puedo leer fragmentos de libros, explicar argumentos de libros de adultos, cantar canciones, explicar cuentos, hablar de arte… todo relacionado con la lectura que estemos haciendo (o no), porque las conversas son fluidas, y si estamos hablando de una cosa y un niño comienza una conversación de algo que le ha pasado por la cabeza, pues bienvenida sea…

Blog de Rosana Andreu, bibliotecària i escriptora. Foto cedida per ella mateixa.

http://colordetardor.blogspot.com.es/2017/05/granets-de-sorra.html

Video de Rosana Andreu de La Dona Vestida de negre : https://www.youtube.com/watch?v=WuJkhkNc-mM

LOS LARGOS SILENCIOS DEL VERANO ( A propósito de Call Me by Your Name)

Salgo conmocionado de la película Call Me By Your Name. Como salí de Carol o de Brokeback Mountain o de Maurice, de James Ivory, treinta años atrás. Y es que ese amor que antaño era llamado “el que no se atreve a decir su nombre” cuando está tratado con sensibilidad puede dar resultados tan extraordinarios como los mencionados.

“Call Me…” es una película lenta como lentos eran los veranos de nuestra adolescencia en los que no pasaba nada. Y esa es su fuerza. Viéndola sentí el paso del tiempo y como este había ya arañado mi piel.  De repente, eché de menos los largos veraneos que empezaban un 22 de junio y terminaban un 13 de septiembre, casi tres meses de tostarse al sol, jugar con los amigos, fumar ese primer cigarrillo escondido, masturbarse cuando el ardor le devoraba a uno y con el pesado estigma de la culpabilidad (la iglesia ya lo castigaba por aquel entonces con las penas del infierno). Eran veranos de lectura (como los de Elio) de descubrimiento del primer amor (unas vecinas de Barcelona, Marta y Lidia que por venir de lejos parecían prometer el paraíso) de reuniones gastronómicas con “coca amb recapte” y cocacola con mucho hielo.

No existían los teléfonos móviles, ni las tablets, ni los ordenadores domésticos y esa ausencia era la que nos convertía en amos de nuestro propio tiempo. Aprendíamos por error: no había cine erótico (exceptuando las relamidas películas de David Hamilton) o pornográfico donde descubrir en primer plano el cuerpo del delito. De hecho solo conocíamos el nuestro y apenas eso. Eran tiempos de inocencia como los que refleja la película, de largas siestas y largas tardes y breves noches asomados al televisor con la primera cadena y el UHF. A pesar de que un dictador atroz gobernaba nuestro país todo eso nos quedaba muy lejos, allá en la capital  y los veíamos desde la infancia de nuestras vidas, desde una isla remota y privilegiada.

Y como el lector ya sabrá lo antipáticas que me resultan las nuevas tecnologías móviles le hago una propuesta: vea, de nuevo Call Me By Your Name pero en tiempos actuales con el teléfono entre los bolsillos de todos los personajes (incluida Mafalda, la cocinera) y sobre todo entre Elio y Oliver. Y véanlos pegados a sus whatsApps mandándose indirectas, charloteando y jodiéndose el verano detrás de la pantalla líquida de sus teléfonos y tomándose fotos de la bebida en la mesa, de la sombra en la hamaca, de la lagartija en el muro, del bikini de Marcia, de las casas de Crema (donde fue rodada) y otras futilezas.

¿Se dan cuenta como los putísimos teléfonos (no hay otra palabra) nos jodieron la existencia, nos amargaron las vidas, nos mataron la curiosidad, el aprendizaje en ese viaje, ahora, a ninguna parte rápido y furtivo?; ¿dónde quedaron esos días tranquilos cuando en las masías, en la segundas residencias, en los chalets, en la sierra o en la cabaña de la playa no habían teléfonos ni tan siquiera fijos?

Y vamos a peor en esa dependencia diabólica, dantesca que me asquea hasta decir basta. ¿Dónde quedaron los libros y las bibliotecas familiares cuando ahora lo que se colecciona son aplicaciones? ¡dónde quedaron las reuniones y los juegos entre amigos ( jugar al escondite inglés, las carreras de saco o incluso el parchís)?

Vean esa película bajo esa óptica tecnológica y verán que resultaría una historia imposible . Y creo que el gran James Ivory, Oscar al mejor guión 2018 se habría negado a rodarla. Donde hubo amor cocido a fuego lento ahora hay megas malgastadas, donde hubo curiosidad por lo nuevo, ahora hay saturación por lo que pronto es antiguo, donde hubo largos veranos de dulce aburrimiento ahora hay veranos de hastío acumulado conectados con todo menos con el horizonte, cuando antes nos bastaba.

Vean esa hermosa y cautivadora película e imaginen sus nuevos veranos en la paz y el remanso de lo antiguo, del silencio solo acompañado del canto de los grillos y de la brisa marina que ahora, como hace dos mil años, nos sigue refrescando el alma.

Inténtelo o por lo menos, si salen por ahí esta semana santa, dejen el móvil en casa y reenamórense del mundo.  A eso se le llama “felicidad”.

Fotografía: alguien me tomó esa foto en el verano de 1979 en el entreacto del Cou y de la Universidad. Reconozco que es algo postiza, sobreactuada, feminizada, incluso,  pero es de las pocas que me quedan del veraneo en Cambrils, al regresar de la playa de Los Chopos cuando éramos felices porque lo teníamos todo y nada nos faltaba.  Ahora todo nos falta y todo nos sobra. Que ridícula la condición humana.

A MÍ NO ME GUSTA LEER, LEER ES UNA MIERDA

Miércoles, 10’30 de la semana pasada al salir de la escuela Pablo Picasso de Barberà del Vallés. He dado una conferencia y animación lectora sobre mis libros Nadie es un Zombi, La Guerra de los Chicles y Libro de Conjuros de la Vieja Tarántula. He firmado algunos libros. Pero al salir, el graciosillo típico de 9 años que lo sabe todo, de tez morena, camiseta deportiva, tejanos, castellano hablante sin interés por las lenguas me suelta la frase “leer es una mierda”.
¿Me quedo sin argumentos? ¿Le digo que como apuntaba José Antonio Marina “los libros deberían venderse en farmacias” Y que si sigue así cuando llegue a los 70 será uno del 33% de personas no lectoras con déficits cognitivos que acabará cubriéndose con sus propias necesidades, con atrofia mental y que la mierda será el?
Me gustaría saber si hay que proteger a los chicos cuidándoles como los padres helicópteros que nunca se apartan de ellos y a los que protegen como armazón contra el dolor o hay que decirles la verdad…
¿Pero qué verdad? ¿que los libros están siendo derrotados por las tecnologías y que es mejor preparar los dedos para que corran raudos por el teclado del teléfono que lentamente, ceremoniosamente por las páginas de un libro? ¿pero que las tecnologías nos obligan a andar, a correr, a hacer más rápido para llegar antes a ningún sitio y que los libros son un elogio de la lentitud? ¿cómo va a entender eso un niño cuyos padres, posiblemente tampoco tengan la cultura suficiente para comprenderlo, padres que antes les comprarán un videojuego o un DVD que un libro?
¿Leer es una mierda? ¿Comprender es una mierda? ¿Mover las neuronas del cerebro para que razone, para que aprenda es una mierda? ¿Divertirse es una mierda? ¿Despertar y reconocer las propias emociones y lanzarse a aventuras por terrenos desconocidos es una mierda? ¿Es una mierda comprender el mundo y comprenderse a sí mismo, encontrar respuestas a las preguntas, crecer entre personajes que nos acompañaran siempre?, ¿reír, llorar, sentirse triste o feliz, estupefacto, sorprendido, comprendido, discutido, enojado es una mierda? Entonces la vida también es una mierda, niño estúpido a quien no han enseñado a valorar qué hay detrás de un libro.

Todo eso lo razono después de terminar “Contra la lectura” de Mikita Brottman, un “ensayo dedicado a los lectores que no creen que los libros sean intocables”. Me dejó algo descolocado aunque la tesis de una devoradora de libros como es Mikita  es que hay que leer si uno quiere llegar a alguna parte  (de ninguna parte).

Cuando visito las escuelas en lo que llamamos “animación lectora” quedo exhausto. Ya comenté mi juego: algo de teatro, algo de silencio, algo de diversión, mucha emoción y bastante agotamiento. Pero uno siempre se pregunta si vale la pena darse tanto para quienes la lectura es solo una obligación y nunca una fuente de placer. Y me lo pregunto cada día y cada día sigo sin respuestas.

El tema es ya viejo y casi caduco: ¿cómo contar que leer es una de las aventuras más fascinantes y extraordinarias de esta vida? Marina, el filósofo, tiene razón. Deberían saber que hay bibliotecas y librerías donde curan el alma y que de lo contrario un día cambiarán esos centros del saber por farmacias.

Pero es posible que ni eso les conmueva. Para ellos queda tan lejos, allá en los albores del siglo XXII…

 

Fotografía propia: el hombre de hojalata frente a sus propios conflictos o los niños necesitan un cerebro

 

Escritor encerrado en una burbuja (o cuando el mundo se despeña)

Hace apenas tres días me invitaron a participar como figurante en un videoclip de un joven cantautor, Jaume Sanz, en Vilanova i la Geltrú, una ciudad mediterránea cercana a Barcelona, apenas 40 minutos en tren.   A los escritores nos gusta vivir varias vidas. Y a mí me cuesta decir que NO y más cuando se trata de amigos. Tomé un tren desde Barcelona Sants.

Descubrí pronto que los ingenieros que diseñaron los trenes de doble piso debían ser unos relaciones públicas ingeniosos. Seguro que, en su habilidad profética diseñaron los vagones y cada uno de los tres asientos enfrentados en compartimientos de 6 para que los viajeros pudieran tocarse libremente, Quizás pensaron que en invierno cuando más se necesita el calor humano, cuanto más estrechos, mejores relaciones. Íbamos metidos los unos entre/contra los otros ayudados de parkas, cazadoras, paraguas, mochilas, portátiles y todos compartíamos piernas, brazos, caderas sin que uno supiera cuando empezaba la de uno y seguía la de otro. Éramos todo un gran embutido humano en su envase de oferta.

Todos  estaban conectados con sus móviles o dormitando: cansados de una dura jornada laboral, sin apenas dibujar una sonrisa. Pensé en Aldoux Huxley y en su novela profética, distópica, catastrófica y en el Gran Hermano que todo lo ve… en los esclavos vencidos, en maniquís aún desnudos en escaparates…

Frente a mí,  un hombre de una treintena de años de barba incipiente sujeto a un portátil había empezado a dormitar  y a inclinar su cabeza, peligrosamente, sobre su vecino, menos elegante, más rudo, de cabello oscuro, ojos pequeños, maneras bruscas, manos agrietadas y grandes, vestido de trabajo con mono o algo parecido. Intentaba no reírme cuando el treintañero iba bajando su cabeza, inconsciente, dormitando y ya pensaba que, en vez de encontrarse en brazos de Morfeo, acabaría encontrándose entre los brazos de su vecino. situado a su derecha… pero en el último instante parecía despertarse y enderezar su postura… hasta que ocurrió. Su cabeza resbaló elegantemente vencida hasta el pecho de su vecino quien rugió como un león que acaba de descubrir que en su leonera acaba de aposentarse el enemigo. Uno despertó de golpe y se enderezó. Desde entonces miraba a su derecha, levemente y su vecino miraba a su izquierda resoplando. Y así llegamos a la estación mientras viajeros se levantaban, otros se sentaban y otros se caían de sueño  o en el dominio de los móviles, rematadamente hipnotizados.

Viajo en tren para medias distancias, apenas para viajes cortos. Entiendo que Rafael Azcona, el guionista español multipremiado prefiriera tomar el autobús en vez del coche porqué decía que allí aprendía mucho de la vida, de la manera de hablar, de moverse…

Descubrí que los escritores andamos encerrados en una burbuja de cristal, que interactuamos pocas veces con el mundo real y que preferimos nuestro mundo de fantasía a otro, más descarnado.  Y no se trata para nada de glamour o de soberbia, de “postureo”,  simplemente que estamos siempre “al otro lado” y en el fondo, observamos poco, quizás porqué no nos interesa. O pensamos que el material de nuestros sueños poco tiene que ver con la realidad.

Y uno de preguntaba si debía abrir esa burbuja cuando, de regreso a Barcelona, ocurrió otro episodio mucho más violento. Se acabaron los trenes así que tomé el autobús a Barcelona  de las 23’50 rodeado de gente joven especialmente despierta y vocinglera.

Alguien preguntó al conductor, asomando su cabeza, a  qué hora era el siguiente bus, en la misma estación, llevándose todos los periódicos “para una amiga”

Arrancamos.

Un par de muchachos vaciaron media botella de ginebra y media de limonada en una botella  de plástico vacía y empezaron a beber, nada más abandonar la ciudad.

Al poco rato las risotadas de dos muchachas resonaron por el autobús: dos voces chillonas, entretenidas entre subidas y bajadas de volumen a la que observaban , con cierta lascivia, algunos viajeros, no precisamente jóvenes.  Llevábamos media hora (quedaban pues, otos 20 minutos) que una de ella, con trenzas rubias, algo oronda empezó a quejarse, literalmente “ay que me meo” y no era de risa. Gritaba que necesitaba mear, que por Dios cuando llegaría ese autobús a Barcelona y que no aguantaba. Y sus gritos iban a más insistiendo en que necesitaba mear. “Es que necesito mear”  arrojaba a los viajeros. Y así llegamos a Plaza España. Arañaba las puertas con sus manos necesitada de escapar. Salió disparada con gritos. Subió las escaleras de cuatro en cuatro y allí, en los edificios de Fira de Barcelona bajó sus pantalones, se agachó y, tranquilamente meó mientras una de sus amigas corría para ocultarla con su chaqueta. Atónitos nos quedamos los viajeros. Yo descendí, sin echar la mirad atrás, para pedir un taxi que me devolviera a mi refugio.  Y entonces, culpabilizándome de andar metido en mi burbuja pensé  que, así debía ser, que allí debía estar:  rodeado de libros, de sueños, la vida era más hermosa, más sensata, más calmada.

Recordé a una amiga, a Malú, que siempre se preguntaba como en las películas y jamás en los libros los personajes nunca pasaban por el baño. Le había respondido que si no estaba relacionada con la trama no era significativo, ni hermoso y que se daba por sobrentendido que hacer aguas menores o mayores no podía ser jamás un acto público.

Pero la muchacha de trenzas rubias, gritona, chismosa  sí lo había hecho en mi historia. Y que podía contarlo.  Y que sobraba. Y que el mundo se despeñaba entre chupitos de ginebra y muchachas sin sesos.

Y que quizás la lectura de un solo libro habría salvado a la muchacha de su propia hediondez.

Y que yo, piensen lo que quieran, prefiero a mi pequeño mundo que el gran espectáculo del mundo. Como diría el gran Marsillach: “Yo me bajo en la próxima, ¿y usted?”

Moraleja: no hay moraleja

 

Fotografía propia, en el tren de Barcelona a Sant Vicenç de Calders

 

 

NUESTROS PRIMEROS PADRES… ¡DOS HOMBRES!

Recuerden que hace ya dos semanas iniciamos un juego de reinterpretación de imágenes desde el pensamiento lateral. que ustedes pueden compartir las fotos en casa o en el trabajo y donde cada uno diga la suya, una idea una visión, una historia que va más allá del qué ven y sí un “qué les sugiere la imagen”.  Y ahí seguimos, si les parece, añadiendo fotografías propias que me permiten jugara esas dobles triples cuádruples, quintuples…. interpretaciones.

¡A jugar con la creatividad!

Que el límite es solo la imaginación.

1.Nos engañaron…nuestros primeros padres fueron dos hombres. Déjense de pensar en Adán y Eva y empiecen a pensar en Adán y Adán.

2.El mundo que conocíamos se ha extinguido. Solo quedan dos hombres. Si no logran reproducirse la civilización humana habrá terminado…

3.Dos amigos a los que robaron sus pertenencias buscan la manera de volver a casa

4.Sesión de brainstorming al aire libre. Para olvidar sus patrones mentales ¡desnúdense!

5.Concurso televisivo de supervivencia…

6.La Guerra de los Botones (homenaje al clásico de 1912) Para que no nos roben los botones, ¡desnudémonos!

7. ¡Compro esta montaña nudista! Pero usted perdonará que no lleve mi talonario de cheques…

PERDIDOS EN LA NIEBLA

1.“Este es el principio de una gran amistad” Claude Rains a Humphrey Bogart en “Casablanca”

2.Por favor… me despisté un poco… ¿el camino de Santiago?

3.Detectada nueva especie humana…los Polifemos, seres humanos de grandes ojos.

4.No es verdad ángel de amor, que en esta apartada orilla, más clara la luna brilla y se respira mejor? (homenaje a Don Juan Tenorio, el clásico inmortal de Zorrilla)

5.Buscando el camino del cielo…allá donde la tierra se une con el cielo, empieza el infinito y más allá

6.Es que con esa niebla no sé dónde dejé el coche ni dónde dejé a mi mujer.

ROBANDO UNA BICICLETA

  1. ¡Papá, anda, róbame una bicicleta!

2. Papá, el aparcamiento de niños está al otro lado…

3.Compra y venta de niños al detalle junto al aparcamiento de bicicletas.

4.¡Se me escaparon mis dos gusanos de seda! ¡Los quiero!

5. Mire, atiéndame, por favor. quiero una bicicleta para cuando sea mayor! Si, gracias, me la llevaré puesta

6. Si, ese papá que se esconde ahí, si ahí…me lo quedo. ¿cuánto vale? El mío ya no me sirve

LOS VOTANTES DE UN PARTIDO POLÍTICO

1.Las ovejas llevan a pacer a la niña

2.Voten al Partido Popular, ¡hatajo de ignorantes!

3.¡Vamos a ver la tele!

4. Y nuestra Señora de Misericordia se le apareció a la niña con una visión. No quería ser menos después de que Nuestra Señora de Lourdes hiciera lo mismo…

 

5. Manifestación 1 a favor de las ovejas trabajadoras
5 bis. Manifestación 2 contra las empresas peleteras

6.¡Maldito karma! De hombre a oveja y después …¿gusano intestinal?

7.Hoy Gran Fiesta Inauguración LA OVEJA NEGRA. Venga con una oveja negra  y entre gratis. O tráiganse unos familiares que confirmen que la oveja negra es usted y…a mitad de precio

 

Prohibidos los derechos de reproducción.

Primera fotografía: Parque Natural Cabo de Gata.

Segunda: Carretera de Trieste (Italia).

Tercera: Estación de tren de Amsterdam.

Cuarta: Vilafranca del Penedés. Rodaje del espot del libro “Les Senyoretes de Lourdes” de Pep Coll. Premi de Literatura Sant Jordi

SE ALQUILAN ESTUDIANTES PARA HACER DE MESA EN VERANO

Recuerden el ejercicio que empezamos la semana pasada: se trata de reinterpretar una fotografía.
No interesa lo que se ve sino lo que le cuenta a cada uno esa imagen.
Si yo pregunto “¿qué ven?” me definirán la imagen y sus protagonistas. Eso es pensamiento inteligente o convergente, lo que ven todos. No nos sirve para ser creativos. si digo ¿”qué les dice”? quizás amplíen más su círculo de ideas, su mirada. Pero si les pido que me cuenten una historia, los resultados van mucho más allá. Yo empiezo y siga ustedes: se trata de divertirse con la creatividad.

La primera fotografía la tomé en Barcelona en la noche de San Juan de hace algunos años. Y así la leo…

  1. Se alquilan estudiantes para hacer de mesa en verano,  a 5 euros/hora.
  2. Se alquilan jóvenes esclavos para trabajar de mayordomos  portátiles las 24 horas.
  3. Nueva modalidad de mesa porta-cervezas muñeco Ken también disponible modelo Barbie más cara.
  4. Nueva terapia de cerveza fría y piedras calientes para problemas en la espalda
  5. A los muchachos a se les ha muerto el compañero y lo disimulan adornándole “aquí no ha pasado nada”.
  6. Una manera de despertar a un amigo, con petardo dentro de las cervezas… ¡cuidado que viene!

Esta  segunda imagen fue tomada mientras hacía  el camino de Santiago en la parada de  Calzadilla de la Cueza, en Palencia. Fue elegida por La Vanguardia como una de las 100 mejores fotografías del año 2011. Y la reinterpreto…

 

1.El niño no encontró el andador y se llevó el carrito…

2.No se engañen: esto es un pueblo nudista y empiezan de muy pequeños…

3.Esto es un decorado de de publicidad  y están rodando un anuncio de pañales y a este le pidieron  que hiciera un poco de ejercicio para tener unas buenas nalgitas…

 

4 Como dicen que en Catalunya están adoctrinando a los niños,  este  chavalito ha salido a la calle para quejarse diciendo “nada que esconder, a mí que me registren…”

5. “Se acabó el agua de la casa y me voy al  río”.

6.Paseo de guardería infantil de buena mañana con el frío de Palencia.

7.Concurso de empujar el carro de la compra ligeros de ropa.

Esta imagen corresponde a una de las salas del  Palacio Público en  la piazza del Campo de Siena . Ahí se encuentran un muchacho, un pensador y diversos caballeros en una pintura en plena celebración. Y no resulta muy difícil imaginar la escena…

1.Hola, mira una boda: ¡Vivan los novios!  Y el pensador responde: – ¡Estos niños de ahora no saben nada!

2.¡Qué papel pintado más bonito! – dice el niño.

3.Oiga, que se ha estropeado la película… y ahora ¿qué pasa?

4.Desde la pìntura: que mal visten ahora con lo bonitas que son las charreteras doradas y los uniformes.

 

 

5. “Uy me estoy haciendo pipí, Dios no aguanto tantos siglos” -se queja el humilde o húmedo pensador.

6.El pensador:.. uy que me mareo, dejadme ir…

Por último, para hoy. Ayudé a un amigo con su mudanza…y en uno de ,los viajes subimos ( o bajamos) el ascensor.

1.Un ascensor para sentarse si va muy alto

2. Un sofá que cansado del tresillo ha decidido largarse

3.Para los que le gusta hacer el amo en el ascensor y que sueñan hacerlo también en un sofá y a la vez

4.Si, vivo en un piso de metro cuadrado y  solo me cabe el sofá😊

5.Esto no es un ascensor sino un asentador

6.Es por si se cae el ascensor, que  por lo menos que te caigas sentado, que duele menos.

7.Aquí murió un ciclista bajito aplastado por un sofá

Estoy seguro que ustedes son capaces incluso de ir más allá… inténtenlo y diviértanse! ¡El premio es el ingenio! Gracias por su difusión.

Encontrarán estas y otras imágenes en Canal Creatividad 3.5.

CABALLOS ESPECIALES LIMPIARÁN LAS CALLES DE BARCELONA (EJERCICIOS CREATIVOS )

 

Como docente universitario de creatividad me gusta, de vez en cuando, parar las clases y compartir ciertos ejercicios creativos para retorcer/rebobinar/ alimentar la creatividad de cada uno. Siempre que salgo a la calle o, por supuesto de viaje, me llevo mi cámara de fotos. Y disparo cuando algo llama mi atención.

El ejercicio que hoy les adjunto es pasmosamente fácil y me gustaría que lo compartieran en familia, entre sus compañeros, entre sus amigos, en la escuela y en la calle… ¡La imaginación al poder!
Se trata de reinterpretar una fotografía.
No interesa lo que se ve sino lo que le cuenta a cada uno esa imagen.
Si yo pregunto “¿qué ven?” me definirán la imagen y sus protagonistas. Eso es pensamiento inteligente o convergente, lo que ven todos. No nos sirve para ser creativos. si digo ¿”qué les dice”? quizás amplíen más su círculo de ideas, su mirada. Pero si les pido que me cuenten una historia, los resultados van mucho más allá.

Si yo pregunto qué ven en esa instantánea del caballo galopante en Il palio de Siena, van a decirme que un jinete a caballo en una carrera. Pero eso lo vemos todos. Hay que ir más allá. Y es ahí cuando entran las voces, los ángulos, las fuentes. Les cuento: si hay que inventar una historia…hay una que es la que cuenta el jinete. Otra la que cuenta el caballo, otra la del público y una cuarta, entre otras, la del fotógrafo. Y quinta, la suya distinta para cada uno.

La historia del jinete que corría con su caballo se quedó atrás. Ahora resulta mucho más sugerente ir hacia adelante.

Creatividad es diversión así que lo que les sugiero es que se lancen y apuesten por las ideas locas.. Aquí no hay convenciones, ni miedos al qué dirán, ni prejuicios. Déjense ir. Sean imaginativos y diviértanse.

Estas mismas fotografías están ocupando mi canal de Creatividad 3.5 donde las comento. Pueden elegir el formato escrito o el visual. Este segundo permite, parando la imagen y eliminando el sonido que participen los espectadores.

Elegí para empezar una fotografía que tomé en las Fiestas de la Patrona, de la Mercé en Barcelona, hace ya algunos años.  Estoy seguro que pueden mejorar mis interpretaciones y que, practicando, pueden ser creativos fantásticos, irreverentes, alocados y sacarle jugo a su derroche de talento. ¡Pero atrévanse!

Mis historias son estas. ¿Y las suyas? ¿Me las mandan?

1.Los escasos recursos del Ayuntamiento de Barcelona añadida a  la huelga de limpieza ha movido al consistorio a que se contraten caballos para limpiar las calles de Barcelona.

2.He aquí un semental que puede estar orinando durante 20minutos: fue el caballo estrella en la ultima exposición universal de caballos prodigiosos. Y en esta feria del caballo galopante se muestran las grandes hazañas de los cuadrúpedos.

3.Si dice  que la orina es buena para las picaduras de avispas (por el amoníaco que lleva): ahora se usan caballos para exterminar insectos, termitas, arañas. Puede invitarle a su casa siempre que quepa en el ascensor para hacer una limpieza a fondo. Del olor que quede la empresa contratante/contratada no se hace responsable…

4.Nuestro policía montado, nuestro guardia de honor  tiene un largo miembro viril que hace pasar como que es del caballo y la gente… contenta. Ha protagonizado diversas películas pornográficas  (el guardia) y dice que “es un honor que cuenten con el, (no con el caballo).

5 Este animal, extraordinario,  se excita con los aplausos, Trabajó en un circo y….

6. No será que  el caballo está enfadado con el público y,  como escribió el gran humorista Forges,  lo que  está pensando es “Mierda de público” y otras variaciones…

7. ¿No será que le contaron un chiste de caballos y se meó de la risa?

8. Por temas de desigualdad de género y el fin de las “majorettes” ahora son pelotones de hombres quienes le dan a la bandera lo que provoca cierta risa loca y floja a los caballos.